Editorial HI
19/06/2020

AMBA: ¿fase unificada o diferenciada entre distritos?, por María Belén Aramburu

El AMBA es la región con la mayor cantidad concentrada de casos

AMBA: ¿fase unificada o diferenciada entre distritos?, por María Belén Aramburu
Autor: María Belén Aramburu
P

ensando en los temas sobre los cuales escribir mi editorial creo que éste es el central hoy y en los días por venir.
 
Si bien he hecho referencia en una editorial anterior de @Haceinstantes sobre el AMBA como una región integrada en muchos aspectos y diferenciada en otros a propósito del AMBA, hoy toma nuevamente una relevancia especial al observar la cantidad de contagios en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.
 
La ciudad y el conurbano se encuentran integrados íntimamente en sus eslabones de cadena laboral siendo que uno de cada dos trabajadores en la ciudad proviene del conurbano y, entre otros puntos a considerar, un 30% de las atenciones en el sistema de salud de la ciudad corresponden a quienes provienen de la provincia de Buenos Aires. Aún hoy, con un sistema de salud que se mira a diario bajo la lupa para contar la cantidad de camas y respiradores disponibles para enfermos graves de Covid19 y con otras patologías se contempla esta situación.
 
En las distintas y frecuentes reuniones entre funcionarios de Nación, provincia y ciudad y sobretodo conversaciones asiduas de intercambio de información entre autoridades de estos últimos distritos a los fines de arribar a conclusiones que determinen medidas a tomar, el AMBA es considerada una región en sí misma como ya expliqué detalladamente en otra editorial de @Haceinstantes, la de mayor contagios y, por ende, víctimas fatales del país. En una de ellas se apuntó a la unificación de datos de la zona como una integrada que creo puede también sostenerse sin dejar de apuntar a datos que cada uno de los distritos debe dar de modo separado con el propósito de brindarle a sus habitantes un panorama certero sobre los números de contagios, el origen de los mismos, frecuencia de duplicación de casos y el R0 que remite a cuántas personas contagia una persona infectada de Covid19.
 
El diagnóstico preciso y desintegrado de cada uno de los distritos de una zona integrada como lo es el AMBA es fundamental para que los ciudadanos de cada uno de ellos recibamos la información detallada y con ella podamos ajustar nuestro modo de vida, tan distinto al que llevábamos anteriormente y a su vez, para que las autoridades de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano tomen medidas conjuntas de ameritarlas e individuales, en cuanto a los datos que se van obteniendo en el despliegue de resultados. Como ejemplo pongo el del transporte público con la multiplicación de contagios que su uso trae aparejado de no tomar los recaudos pertinentes, por lo que exige tomar medidas disciplinadas entre los dos distritos como se ha venido haciendo desde la multiplicación de los casos.
 
La ciudad de Buenos Aires basa su movimiento económico en el comercio y la provincia en la industria. De ahí que cada uno tome las medidas que considere necesarias en relación con el cuadro de situación de los casos que se vayan dando y el dato importantísimo sobre la capacidad de su sistema de salud.
 
Las decisiones que vayan tomando la ciudad Buenos Aires y el conurbano bonaerense se encuentran íntimamente vinculadas con la capacidad del sanitario de cada uno de ellos. Así escuchamos de parte del viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, que “hay posibilidades concretas de que colapse el sistema de salud” considerando que el pico de contagios aún no llegó. Desde la cartera de Salud de la CABA, su ministro, Fernán Quiroz, reportó que son 149 la cantidad de personas internadas en terapia intensiva en el sector público, de los cuales 128 están usando respiradores. Con las 199 camas de terapia intensiva que incorporaron la semana pasada suman 400. En la provincia de Buenos Aires se realizaron idénticos esfuerzos por incrementar la cantidad de camas e insumos pero temen no dar abasto de continuar con el ascenso en el número de contagios y fallecidos. En cuanto a la diferenciación de casos y capacidades del sistema sanitario que cada distrito pueda proveer a su población tanto en este caso como en todos siempre apelo al concepto de solidaridad y cooperación que nunca pueden estar al margen en una situación de pandemia o de emergencia.
 
Las salidas recreativas llamadas saludables con niños y los permisos para realizar actividad física en determinados horarios y número de documento se permiten en la CABA tal como estableció Horacio Rodriguez Larreta pero no en el conurbano tal como definió el gobernador Axel Kicillof. El Ministro de Salud de la ciudad aclaró que no se puede establecer una relación entre estas habilitaciones y el crecimiento de los casos, contrastando pero sin confrontar los dichos del presidente Alberto Fernández en este sentido.
 
La evaluación se hace en cuanto a la situación epidemiológica, económica y la presión de los habitantes de cada jurisdicción, a la que se suma la de cada uno de los intendentes del conurbano con su situación particular y la de sus habitantes.
 
La llamada cuarentena se está prolongando en el tiempo, se aclara que lo peor todavía no llegó y la gente en gran su mayoría está angustiada, estresada, preocupada, con la incertidumbre de no saber qué es lo que va a pasar con su economía individual, la del país y la internacional dependiendo del contexto en que la suya se desenvuelva, con su situación individual y social en pos de la espera de nuevos anuncios cada vez que culmina una etapa. Tal es así que la saturación de la gente y su consecuente demanda son comprendidas y tenidas en cuenta en la toma de decisiones en base a la situación epidemiológica y sanitaria. No son muchos los que pueden atravesar este período sin sufrir consecuencias psicológicas que el aislamiento trae aparejadas.
 
Las fases se abren y cierran como ha ocurrido en la experiencia de otros países y en el propio en diferentes distritos de acuerdo con la evolución de contagios. En el AMBA se ha advertido un crecimiento de los casos en los últimos días, mayor en provincia que en la ciudad. Esto quiere decir que ambos distritos han visto crecer sus números.
 
El AMBA es la región con la mayor cantidad concentrada de casos que divide a la Argentina como si fuésemos dos países bien diferenciados. El AMBA es el 15% del que hace permanentemente referencia el presidente Alberto Fernández y el resto el 85% con fases más avanzadas y con la paradoja de mayor concentración en el primero en un espacio más reducido atendiendo a datos conocidos de densidad demográfica como ocurre en otras partes del mundo. Fases más avanzadas para provincias sin casos, con pocos casos o con registro de duplicación espaciados en el tiempo variando entre distintas jurisdicciones de cada distrito y pasando de una fase a otra de acuerdo con la evolución o involución de casos.
 
La CABA a través de su Ministro de Salud, Fernán Quiroz, sostiene que la duplicación de casos se da cada 18 días lo cual permite permanecer en la fase 3 con una curva creciente pero estable, mientras que el viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, pretende volver a fase 1 dos semanas al menos para retomar la actual basándose en los datos de crecimiento de contagios actual. Al compás de las apreciaciones del gobernador Axel Kicillof y su gabinete es que el presidente Alberto Fernández está evaluando la posibilidad de volver a la fase 1 en el AMBA.
 
Para concluir, así como la provincia de Buenos Aires tiene fases diferentes para el conurbano y el resto del distrito por encontrarse en situaciones epidemiológicas diferentes, la CABA y el conurbano debiesen transitar las fases que a cada uno le correspondan de acuerdo a la evaluación de su situación en particular, asumiendo la adopción de medidas conjuntas en lo que concierne al intercambio de personas, bienes y servicios entre ambos en su categorización más ampliada de AMBA. De este modo se podría presentar la ciudad de Buenos Aires en una fase y el conurbano en otra indistintamente cuál resulte ser más o menos avanzada, correspondiendo al diagnóstico planteado y con restricciones y aperturas de habilitaciones propias y comunes, con la variación de fases que la realidad imponga a cada uno.
 
Como desarrollé en otra editorial de @Haceinstantes la responsabilidad individual y social en el cumplimiento de las normas tanto sugeridas como de cumplimiento obligatorio debe ser prioritario y consciente para evitar saturar un sistema de salud en ocasión del incremento de contagios y lamentar que haya más muertes. Lo que cada uno haga importa y mucho.

 

Por María Belén Aramburu

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento