Editorial HI
26/05/2020

Aumento a jubilados: la urgente necesidad de una ley, por Laura Kalerguiz

Es prioritario, es urgente y es fundamental.

Aumento a jubilados: la urgente necesidad de una ley, por Laura Kalerguiz
Autor: Laura Kalerguiz
E
l aumento de junio anunciado dejó a muchos jubilados disconformes. Es cierto, el 6,12% no es un número simpático teniendo en cuenta que en las jubilaciones mínimas significa un aumento de solo $972.
 
¿Quién puede vivir con $16864, que es lo que van a cobrar los jubilados al menos hasta septiembre? En junio, hay que sumarle el medio aguinaldo que va a ser de $ 8432 para los de la mínima, lo que hace que cobren $25266 en bruto.
 
Cabe aclarar que este aumento también alcanza a las pensiones no contributivas, a la AUH, a la AUE y a las siempre olvidadas asignaciones familiares.

Supongamos que en junio, con el aguinaldo, el mes más o menos está cubierto..., pero ¿qué va a pasar despúes?
Los de la mínima de un solo beneficio vienen cobrando desde diciembre alguna ayuda (salvo en el mes de mayo que no hubo ninguna).

Creo que con estos números es indispensable que en el mes de julio haya un bono o alguna otra clase de asistencia. Reitero. Nadie puede vivir hoy en Argentina con $16864.

Ni hablar, de los "afortunados" que ganan mas de $20.000 o tienen doble beneficio. Ellos quedaron fuera de toda ayuda siempre.
 
Hay que destacar que estamos bajo la vigencia de la ley de emergencia económica hasta el 30/6, que estamos viviendo una pandemia mundial, con sectores (no sólo el de los adultos mayores) con altos niveles de vulnerabilidad social. También es cierto, que el gobierno no se ha olvidado de ellos (aunque algunos, otra vez como los jubilados, han quedado afuera).
 
Podemos decir que desde diciembre hasta ahora, volvieron los remedios gratis, (aunque no los mismos que estaban en el vademecum pre Macrismo), podemos decir que se congelaron las tarifas, los alquileres y la prohibición de desalojos, y todo eso fue de gran ayuda... Pero ¿alcanza?.
 
Esa respuesta la tiene la gente. 
 
Por eso, es necesario una legislación, aún en tiempos de pandemia, que se ocupe de la actualización de los haberes, es prioritario, es urgente y es fundamental. No solo por la seguridad jurídica, ya que el 6,12 % es un número que nadie sabe explicar muy bien de dónde salió y este es justamente el punto que puede llegar a atacarse judicialmente. También lo es para la seguridad económica de los beneficiarios (unas 16 millones de personas) que ahora deberán esperar hasta septiembre para ver qué aumento ¨les toca en suerte¨.
 
 
Por Laura Kalerguiz
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento