Editorial HI
24/06/2019

Ganadores y perdedores en las listas, por María Belén Aramburu

De las nueve fórmulas presidenciales, tres concitan mayor intención de voto.

 Ganadores y perdedores en las listas, por María Belén Aramburu
Autor: María Belén Aramburu
L
a confección de las listas de precandidatos llevó hasta el último minuto del sábado que era el día y horario permitidos para su presentación.
Y si bien algunos nombres habían trascendido, la incertidumbre reinó hasta la hora clave del cierre.
 
Es que después de tantos años de cubrir elecciones éstas me parecen muy atípicas. Desde la construcción de las fórmulas presidenciales el armado de precandidatos ya sea de gobernador y vice en la provincia de Buenos Aires como en el de la ciudad homónima y de legisladores nacionales y distritales, requirió de negociaciones y cesiones de espacios que dejaron a algunos en posiciones más favorecidas que a otros.
 
De las nueve fórmulas presidenciales, son tres las que concitan mayor intención de voto. La fórmula presidencial, Juntos por el Cambio, la de los Fernández, Frente de Todos y más lejos, la de Consenso Federal.
 
La fórmula del presidente Mauricio Macri con Miguel Ángel Pichetto, sumando un sector del peronismo afín con el senador que supo acompañar la aprobación de proyectos de ley del Ejecutivo en el Congreso, debió contentar en el armado de listas, a sus viejos y actuales aliados que los acompañaron desde el inicio de la conformación de lo que fue el Frente Cambiemos. De este modo vemos que, en la provincia de Buenos Aires, están incluidos varios radicales, comenzando por la fórmula que encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal con su actual vicegobernador al que ubica como precandidato a ese cargo nuevamente. Es que Daniel Salvador jugó una carta muy fuerte al reunirse la Convención provincial de la Unión Cívica Radical, días antes de la convocatoria de la nacional que aparecía con posturas divididas en relación con la continuidad de la pertenencia al frente que llevó al poder a Macri y a ellos mismos, confirmando su adhesión y la del partido a nivel distrital a Cambiemos. Su lealtad le valió su postulación para la reelección que, por otra parte, le impedirá presentarse como candidato a gobernador en próximas elecciones.
 
En la ciudad de Buenos Aires, la Coalición Cívica de Lilita Carrió se posicionó fuerte en las listas. Sin que ella sea candidata, tal como lo había anunciado, su partido siguió formando parte del frente y reclamó puestos para sí.
 
La aparición de Martín Lousteau como precandidato a senador por la ciudad de Buenos Aires lo ubicó en un lugar apetecible y con la mirada del presidente puesta en él hasta como un probable Ministro de Economía o como parte de un futuro gabinete nacional, cuestión prematura para analizar en estos momentos.
 
Tanto Horacio Rodríguez Larreta como María Eugenia Vidal, debieron ceder espacios en pos de la postulación de un peronista para la vicepresidencia. En dos distritos de la importancia de éstos el armado quedó en función de lapiceras nacionales ajenas y de las propias. Aunque desde el peronismo, poco pudo hacer Miguel Ángel Pichetto. Es que ya se coronó con la precandidatura a la vicepresidencia que le otorgará, de ser electo, la titularidad del Senado y el manejo de las voluntades del Congreso.
 
El Frente de Todos tuvo un armado con gran presencia de La Cámpora en la provincia de Buenos Aires. Es cierto que de este frente la que traiciona los votos en el país teniendo fuerte incidencia en la intención de voto es Cristina Fernández de Kirchner. Esto le valió a Máximo Kirchner el armado de listas con inclusión de camporistas en intendencias y legisladores con representación distrital y nacional. Ubicándose él en un quinto lugar, el séptimo y noveno fueron para Andrés Larroque y Eduardo de Pedro.
 
Sergio Massa, si bien se llevó el primer lugar como precandidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires, habiendo cedido su precandidatura a la presidencia de la Nación, no obtuvo en la negociación puestos significativos en la lista, ubicando a su mujer, Malena Galmarini como precandidata a diputada provincial en lugar de pelear por la intendencia con Julio Zamora.
 
En este espacio político, en la ciudad, dos postulantes para ser precandidatos a jefes de gobierno, Mariano Recalde y Victoria Donda, dejaron sus pretensiones para quedar el primero en el primer lugar de la lista de senadores y la segunda en el cuarto lugar de diputados.
 
En este frente el que quedó relegado en el armado de las listas fue el precandidato presidencial Alberto Fernández que, de todos modos, siendo un componedor y armador de espacios, es el encargado de reunirse con gobernadores y legisladores provinciales para aunar esfuerzos en función de las PASO y las generales de octubre. Deberá rendir cuentas de la falta de inclusión de los propios así como le corresponderá en el frente gubernamental al precandidato a la vicepresidencia, Miguel Ángel Pichetto, dar explicaciones sobre la falta de peronistas en las listas cuando recorra el país con el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio quien también quedó afuera de propuestas en los armados.
 
Un tema de agenda es el del aborto que algunos partidos pretenden ingrese en debate parlamentario el año próximo. Tal influencia tuvo en el armado de las listas que las mujeres, que por cierto se vieron beneficiadas por un derecho que les corresponde, el de integrar las listas de manera equitativa y en igualdad de condiciones, fueron vistas bajo una lupa de acuerdo al color de su pañuelo, verde o celeste. Por nombrar un ejemplo de esta situación, Lousteau rechazó la postulación de dos llamadas pañuelos celestes propuestas por el gobierno, quedando acompañado en la lista de senadores por Guadalupe Tagliaferri, defensora del aborto.
 
El espacio de Lavagna y Urtubey, en Consenso Federal, intentó mostrar a un precandidato a gobernador como Eduardo “Bali” Bucca, ex intendente de Bolívar y amigo de Marcelo Tinelli, como puramente provincial para diferenciarlo de Axel Kiciloff quien en un primer momento recorrió la ciudad de Buenos Aires para postularse como precandidato a jefe de gobierno pero cambió a tiempo su domicilio para pretender su cargo en provincia. Lo acompaña Miguel Saredi, hombre cercano al sector agropecuario.
 
La elección de Graciela Camaño como primera en la lista de precandidatos a diputados dejó herida a Margarita Stolbizer, quien se alejó del espacio quedando afuera de la lista.
 
El conglomerado de Consenso Federal busca captar votos peronistas no kirchneristas y de desencantados de un lado y del otro de la polarización.
 
En muchos años de cobertura de elecciones, les reitero que éstas son las más atípicas que me han tocado cubrir y analizar. Por la composición de las fórmulas presidenciales y por el armado de listas que debió complacer sin poder satisfacer a todos pero que también implicó una demostración de fuerza y poder a la hora de integrarlas.
 
Y como el panorama tiene más incertidumbre que certeza, habrá que esperar a las PASO y las generales de octubre.
 
 
Por María Belén Aramburu
 
 
 
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento