Reportaje HI |

#PersonajesEnLasRedes

03/12/2018

Gonzalo Costa: "A la tele no le sirvo porque no soy la gorda víctima"

Gonzalo Costa:
Autor: Haceinstantes
G

onzalo Costa acaba de cumplir 17 años en el mundo del espectáculo.

Según cuenta, el número de la desgracia.

Con un exitoso canal de Youtube para La 100, casi 120.000 de seguidores en Instagram y lejos de esa imagen negativa, Costa se encuentra en un gran momento profesional:Todas las mañanas está en "El Club Del Moro", el programa más escuchado de la FM. Llegó a reemplazar por un tiempo a Lizy Tagliani, pero nunca más se fue: "La radio tiene una cosa inmediata y de afecto distinta a la red social. Para la gente que nos escucha somos familia. Los acompañamos en un horario sensible: Que hay que ir a laburar, no hay trenes, llueve, hace frío…Y este programa no tiene mala energía", destaca.

 

A pesar que nunca quiso cambiar su nombre de varón, Santiago Del Moro comenzó a llamarla por el apellido porque la veía "demasiado señora". Los oyentes volvieron a bautizarla, esta vez, como Costita.

 

"No soy un personaje muy televisivo. Para lo que quiere la televisión ahora, yo ya no le sirvo porque no soy la gorda víctima. Si fuese antes de operarme, con la lucha, con el dolor, les venía bárbaro. Pero yo ya bajé de peso, ya me operé, ya está", cuenta la actriz, que se realizó un bypass gástrico luego de su paso por Cuestión de Peso. Perdió más de 60 kilos.

 

La humorista ya lleva dos años de éxito con su unipersonal "Yo no hablo así", todos los viernes a las 23:30 en el Teatro Maipo. Y sobre las tablas, Costa tuvo su primer trabajo marcado por la desgracia, pero también por la suerte: "Yo había debutado hace dos meses en un pub y justo se muere una monja transformista en el escenario. Un hombre grande que le dio un infarto. El lugar cerró, nos quedamos todas sin trabajo y terminamos en la Casa del Teatro", cuenta entre risas.

 

Costita asevera que sufrió más discriminación por su sobrepreso que por pertenecer al colectivo LGBT. Sin embargo, aclara que la situación para las personas trans no es la ideal en el ámbito del trabajo e imagina que lo útil sería una ley de cupo: "Antes los destinos posibles eran irte del país, te mataban o no se sabía más de vos. Lamentablemente, esas cosas se tienen que imponer al menos por ahora para visibilizar. Así, nunca más una madre tenga el miedo que para su hija o al hijo trans sólo existe el destino del trabajo sexual".

 

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook