viernes 03 de febrero de 2023
Nubes dispersas 24ºc | Buenos Aires
18/01/2023

Por qué sube el dólar paralelo: ¿Qué hace el Gobierno? por María Belén Aramburu

Hubo ocho subas consecutivas. ¿Por qué? ¿Por qué hay más demanda que oferta?

Por qué sube el dólar paralelo: ¿Qué hace el Gobierno? por María Belén Aramburu

La principal razón por la que ha venido aumentando, en forma sostenida, el precio del dólar, en el mercado paralelo, hay que aclararlo porque hay varios tipos de dólares establecidos por el gobierno, es, como en cualquier ámbito de la economía, por una regla simple que tiene su fundamento en la ley de oferta y demanda. Son más, y muchos, los que compran los dólares que los que prefieren venderlos.

Hubo ocho subas consecutivas. ¿Por qué? ¿Por qué hay más demanda que oferta? Se podría sacar una conclusión en base a circunstancias del orden estacional, que, durante otros veranos puede ocurrir y de hecho ha ocurrido, pero que, en este caso, también se encuentra vinculado, a mi criterio, con dos cuestiones. La primera y que establece mayor relación con la estación del año, es que la gente que viaja al exterior, prefiere comprar dólares billetes. El motivo es sencillo. Es más barato que el dólar llamado Qatar, nombre atribuido a que apareció poco antes del Mundial.

El dólar Qatar, implementado por el gobierno de Alberto Fernández, con el que compite directamente el paralelo, o cualquiera cuyo valor sea competitivo para quien lo necesite, se aplica a las compras de bienes suntuarios en el exterior, con tarjetas de crédito y débito, que superen los 300 dólares al mes. Aplica una percepción del 25% a cuenta del impuesto a los Bienes Personales, un 30% del impuesto PAIS y un 45% a cuenta del impuesto a las Ganancias. Cobrando por adelantado el Impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre los Bienes Personales, el gobierno percibe éstos como ingresos al fisco, que pueden ser reclamados si la persona en cuestión no es alcanzada por estos impuestos y, de este modo, reintegrados por la AFIP. Quizás ni siquiera los que evaden el dólar Qatar en sus viajes al exterior, compren, necesariamente, bienes calificados “de lujo”. Entonces, ¿qué pasa?

Por cuestiones económicas, como las mencionadas anteriormente que comparan el valor de un dólar y otro, y por las administrativas que obligan a realizar las correspondientes presentaciones ante la agencia de recaudación, que analiza y certifica los gravámenes aplicados a los gastos realizados con moneda extranjera en o hacia el exterior, muchos optan por el dólar llamado “blue” que, en realidad es el dólar paralelo e ilegal. Hasta los turistas que están visitando nuestro país comparan el dólar turista que se acerca al MEP o dólar bolsa con el financiero, contando con los propios, de ser su moneda legal en curso, o porque son su moneda de ahorro, especulan con el valor del tipo de cambio para su venta en un sitio u otro, ya sea digital o físico, aunque ésta sería la contrapartida de la oferta y demanda, ubicándose en el primer lugar.

¿Qué medida tomó recientemente el gobierno? El Ministro de Economía, Sergio Massa, anunció la apertura de un “proceso de recompra de la deuda externa argentina por más de mil millones de dólares”, decisión atribuida a que, según Massa, “vimos una caída del mil puntos o más del riesgo país en Argentina y es una ventana”. Lo hará el Banco Central en nombre del Tesoro, con el objetivo de una “mejora en el perfil de la deuda” que “nos permita devolver a la Argentina a un lugar de participación en el mercado de capitales”, atendiendo a que el riesgo país es un indicador que pauta el JP Morgan, de la banca privada, que orienta a los inversores extranjeros si conviene invertir o no en nuestro país, o cualquiera que se mida.

El gobierno dice que es lógico que aumente el precio del dólar “blue”, por la mayor demanda estacional. ¿Quiere decir que es una circunstancia que marca el verano en su mayor demanda? O sea, que en breve, ¿tenderá a la baja? Nadie contestará con total certeza esta pregunta. Ningún economista lo hará. Se referirá a tendencias en base a los acontecimientos actuales y analizará las medidas adoptadas y por adoptar por parte del gobierno. Porque se sabe, la economía no es una ciencia exacta, el humor que rige a los ciudadanos y especialmente, centros de poder, es muy versátil en la Argentina, sobre todo en períodos electorales. Además, no hay dólares suficientes. Las reservas siguen ubicadas en niveles bajos frente a las crecientes necesidades.

Si nos basamos en cuestiones estacionales el dólar podría ir a la baja, pero... ¿cuánto puede bajar después de estas subidas consecutivas? ¿La demanda seguirá vinculada al ahorro? Aclaremos que se trata de un ahorro que no es, por lo general, volcado a la inversión, siguiendo una lógica de ciclos económicos. ¿Qué cuestión permitiría que, más allá de una demanda estacional, haya un vuelco hacia otras oportunidades financieras? Allí el gobierno de Alberto Fernández debiese ser más creativo, para no estancarse en medidas remanidas e inconducentes. Lo cierto es que lo atractivo que resultó el dólar financiero no es sólo atribuible a situaciones “de temporada”, al menos, no lo suficiente.

Una de las medidas que el gobierno de Alberto Fernández había adoptado, fue el del cepo cambiario. Otra, la de establecer, varios tipos de dólar, entre ellos el dólar soja, para facilitar e incentivar la liquidación de divisas obtenidas del sector agropecuario. Mucha sequía lleva a una baja en la producción del sector y menor cantidad de ingreso de divisas al fisco. Fue una idea implementada por Sergio Massa, ante la creciente pelea con el campo por los dólares retenidos del fruto de las cosechas. Las tasas de interés han venido aumentando. ¿Podrían hacerlo aún más? Es una medida técnica de manual ante el presente económico, pero la realidad demuestra que pese a una tasa “positiva”, que se fijó por encima del índice inflacionario, los resultados no están a la vista. Y los plazos fijos, las tasas favorables rigen para la colocación en pesos, son un eslabón más del circuito de créditos de un banco, dentro del sistema financiero, volcados, esencialmente, y en el mejor y esperado de los casos, al sector productivo.

La contracara de los dólares, los pesos, gozan de exceso. Esto incide directamente en la circulación monetaria y, cuando sucede, se requieren de mecanismos de absorción que hagan las veces de verdaderas “aspiradoras” de estos pesos. Cualquier emisión que ayude a incrementarlos genera el efecto contrario al deseado. Así que el Ministerio de Economía de Massa debe prestar mucha atención a una medida de esta naturaleza.

Y la inflación que no cesa. La repercusión que tiene sobre los precios el aumento del dólar es, real en algunos casos, por los insumos importados y componentes en esta moneda y, psicológico y ficticio en otros, pero siempre con un fuerte impacto ante las expectativas de una fuerte escalada inflacionaria, pese al pronóstico de poder ubicarse en un 4% en marzo, según declaraciones del Ministro Massa. Los hechos van demostrando que los precios de bienes y servicios, agregados al aumento de tarifas, se van incrementando, a veces día a día, resultando imparables.

Volviendo al dólar, siempre existe la duda sobre su valor, sobre si es razonable donde se encuentra ubicado, si debiese ser más bajo o más alto para el buen y saludable funcionamiento de nuestra economía. De consultar, recibiremos distintas respuestas, con fundamentos técnicos, y también ideológicos sobre esta cuestión.

Consultado por los empresarios que participaron de la apertura del Coloquio de IDEA, Alberto Fernández, aseguró que “hoy estamos enfrentando un problema que es la falta de divisas, que objetivamente heredamos”, poniendo el foco en el gobierno del ex presidente Mauricio Macri, además de atribuirle el cepo cambiario, cuestión que por otra parte, de ser así, continúa. A su vez, el primer mandatario negó que se venga una devaluación, por lo que, para el gobierno, no sería necesario ningún tipo de ajuste en el tipo de cambio en ese sentido. Mientras tanto, el Ministro de Economía, preocupado por la falta de divisas y el aumento del dólar, sigue estudiando medidas que serán anunciadas en los próximos días.


María Belén Aramburu

Te puede interesar
Últimas noticias