Editorial HI
28/04/2021

Los adultos mayores siempre en desventaja a la hora de la ayuda social, por Laura Kalerguiz

¿No es necesario un bono mayor para jubilados y pensionados?

 Los adultos mayores  siempre en desventaja  a la hora de la ayuda social, por Laura Kalerguiz
D
urante el mes de abril y a raíz de la suba de casos por la pandemia de COVID 19, el gobierno anuncio un bono extraordinario de $15.000 para aquellos que cobran Asignación universal por hijo, Asignación por embarazo y monotributistas categoría A y B y vivan en el AMBA.
 
Ahora bien, nadie duda, que esta ayuda social es necesaria en momentos donde seguramente este sector se verá restringido en sus ingresos, ya que la mayoría o no posee trabajo formal, o si lo tiene, es informal (es decir sin aportes).
 
¿Y los jubilados? Veamos:
 
En el mes de marzo, debutando la ley de movilidad, el aumento fue de un 8,07%, lo cual género que el haber fuera de $20.571. Se sumó en este caso un bono extraordinario de $1.500 para cobrar en abril y mayo solamente para aquellos que ganan hasta $30.856 en bruto.
 
Es decir que mientras a un sector de la población se le da $15.000 de bono, a otro se le da el 10% de ese monto. Estamos hablando de personas mayores de 60, que es sabido la dificultad para acceder al mercado laboral y que también fue el más golpeado por la pandemia. No solo económicamente. Anses solo atiende en forma virtual y si lo hace en forma presencial es con previo turno. PAMI tiene problemas con la asignación de médicos de cabecera lo cual repercute en sus afiliados al momento de necesitar una receta o una atención médica.
Hoy las camas de PAMI están cubiertas al 100%
 
¿No es necesario un bono mayor para jubilados y pensionados?
Insisto en que el sector social que recibe los $15.000 está muy ajustado, pero ¿los adultos mayores no lo están?
Hay personas que hace mas de un año no salen de sus casas, el impacto económico y social, el impacto psicológico, el aislamiento sin ver a familiares ni pares...
Creo que que en todo este año no se ha valorado y tratado como corresponden el impacto de la pandemia en los adultos mayores. Prestigiosos gerontólogos han hablado una y otra vez de lo que pasó y aun continúa pasando: En esta segunda ola, los mayores de 60 son los que más fallecen en las camas de terapia intensiva.
 
Ojalá alguien recoja el guante de este problema, y en junio, cuando sea el próximo aumento, la balanza se incline alguna vez para el lado de los adultos mayores. No pierdo las esperanzas.
 
 Por Laura Kalerguiz
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento