Editorial HI
12/03/2021

Los errores de logística se ensañan con los adultos mayores, por Laura Kalerguiz

¿Cuándo estaremos orgullosos de cómo se hacen las cosas en Argentina?

Los errores de logística se ensañan con los adultos mayores, por Laura Kalerguiz
Autor: Laura Kalerguiz
L
o dije varias veces, el grupo más afectado por la pandemia de Covid 19 fue el de los mayores de 60.
Durante ocho meses 8 (y alguno que otro aún hoy lo siguen haciendo) los adultos mayores del país sufrieron el peor aislamiento que podrían haber tenido en su vida.
 
A lo largo de los meses vi decenas de situaciones. Personas sin poder ir al médico, sin conseguir turnos ni recetas para medicamentos, sin que ANSES los atienda. Aislados completamente de su familia. Ni hablar de la situación de las personas encerradas en geriátricos, que pasaron meses sin tener contacto con absolutamente nadie, y sin contar la preocupación de los familiares que no sabían nada de aquellos que estaban internados.
 
Peor la trágica situación de aquellos que lamentablemente enfermaron y murieron aislados, solos, y de quienes sus familias aún lamentan esa situación que fue inevitable.
 
Como si poco fuese, a todo esto se le suma la poca empatía gubernamental.
Todavía queda en el recuerdo la catástrofe de aquel viernes fatídico en el que se abrieron los bancos para cobrar. Recordemos que por aquellas semanas los bancos no abrían sus puertas. Vimos escenas catastróficas de adultos mayores haciendo interminables filas para cobrar, después de haber escuchado frases como " no tenés habilitada la tarjeta de debito", "tenés que pedir turno por la página web" o "se te bloqueó la clave porque la pusiste muchas veces".
 
¿Alguien alguna vez se percató que estamos hablando de personas con difícil acceso a la tecnología? ¿A nadie se le ocurrió pensar un mecanismo paralelo para los adultos mayores?
 
Como si no hubiéramos aprendido, la semana pasada otra escena dantesca: El Luna Park y la futura cancha de San Lorenzo repleta de adultos mayores ¡de más de 80 años! en largas filas esperando ser vacunados y con previo turno!!, que dicho sea de paso fue dificilísimo conseguir. Y ni que hablar de los mayores de 70 que son también población de riesgo y es incierto cuando se los vacunará en la Ciudad de Buenos Aires.
 
¿Hasta cuándo seguiremos? ¿Cuándo será la próxima vez que nos volvamos a indignar? Y que no pase nada... hasta la próxima... ¿cuándo? ¿cuándo funcionará algo bien? ¿cuándo tendremos algo sin ninguna "falla de logística"?
 
¿Alguien pensó que esos adultos mayores que estaban esperando a vacunarse no habían salido de sus casa en meses o que no se podían mover? ¿Alguien tuvo en cuenta que muchos familiares tuvieron que pedir permiso en sus trabajos para acompañarlos?
 
¿Hasta cuándo? ¿Cuando será la próxima vez? ¿Cuándo estaremos orgullosos de cómo se hacen las cosas en Argentina?
 
Espero que mis nietos no tengan que vivir lo que nuestra generación vivió. Ese es mi deseo para ellos.
 
 
Por Laura Kalerguiz
 
 
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento