Editorial HI
30/08/2021

Corrientes: ¿Triunfo del radicalismo y de Juntos por el Cambio?, por María Belén Aramburu

El gobernador correntino reelecto se superó a sí mismo y con ello logró un mejor posicionamiento de la UCR en su distrito.

Corrientes: ¿Triunfo del radicalismo y de Juntos por el Cambio?, por María Belén Aramburu
L

o primero a tener en cuenta son los datos. El gobernador radical de Corrientes, Gustavo Valdés, obtuvo la reelección por una abrumadora mayoría de votos que lo puso a mayor distancia de su rival Fabián Ríos y del Frente de Todos a quien este último representó en las elecciones del domingo. El triunfo de Valdés fue con el 76,76% de los votos, por lo cual le quedó, al único espacio que lo enfrentó, un 23,24%.

El gobernador correntino reelecto se superó a sí mismo y con ello logró un mejor posicionamiento de la UCR en su distrito, siendo que en 2017 obtuvo el 55% de los votos, imponiéndose a Carlos Mauricio Espínola por un 10% y teniendo en cuenta que el entonces electo presidente Alberto Fernández en 2019, supo cosechar una adhesión mayor a la del ex presidente Mauricio Macri superándolo en un 20%.

La capital de Corrientes sigue en manos del radicalismo de la mano de Eduardo Tassano y ambos triunfos se revelaron en los votos que sumaron los candidatos a legisladores que llevarán a la nueva composición de ambas Cámaras del Congreso provincial.

El triunfo del gobernador Valdés tuvo su eco en el partido a nivel nacional. Viajes previstos para la fecha por la tendencia que le daba un tono victorioso al radicalismo reflejado en las encuestas y, finalmente, en los boca de urna que son permitidos en la provincia, fueron los del presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales y la del precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires por Juntos por el Cambio, Facundo Manes. La foto junto con Gustavo Valdés reflejó una proyección del partido a nivel nacional dándole impulso a otros distritos como los de Jujuy y la provincia de Buenos Aires y, por Cornejo representados, el resto, tendiente a sumar votos para las próximas PASO de septiembre y elecciones generales de noviembre. Suma de votos que calculan irían a Juntos por el Cambio, frente que integran.

¿El triunfo de Valdés y la asistencia de referentes, gobernadores y precandidatos tiene una proyección a nivel nacional para la UCR y Juntos por el Cambio? Para el radicalismo lo tiene. Para el frente sigo con el análisis.

Si bien hubo presencia de algunos dirigentes del PRO durante los festejos del triunfo de la reelección de Valdés, sobre todo de los jóvenes representantes del partido, los principales referentes como el ex presidente Mauricio Macri, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, la titular del partido, Patricia Bullrich, la precandidata María Eugenia Vidal, el precandidato Diego Santilli, enfrentado al radicalismo en la interna de las PASO bonaerense, estuvieron ausentes. Los festejos del radicalismo en la provincia de Corrientes se los dejaron a sus socios del frente, en el mejor de los sentidos y, de paso, los que integran la UCR que en algunos distritos confrontan con sus figuras políticas como en el caso emblemático del distrito con mayor caudal de votos como lo es la provincia de Buenos Aires, se sumaron presencialmente a los festejos, atribuyéndose para sí el triunfo que los podría elevar en la intención de voto en un par de semanas.

Cada distrito tiene vida electoral propia a través de sus ciudadanos votantes. No siempre se puede hacer una proyección de los resultados electorales de una provincia, o de los distritos de una provincia, a nivel nacional. Y, en rigor de verdad, la mirada desde Buenos Aires, la produce para afirmar esa proyección o rechazarla. Conocedora del interior y su gente, podría afirmar sin dudar, que ningún dirigente, más allá de sus deseos si el triunfo es exhuberante como en éste y otros casos, traspolaría explícitamente y públicamente los resultados electorales de su distrito a las elecciones generales.

La conformación de Frente Juntos por el Cambio que llevó a Mauricio Macri a la presidencia tuvo como uno de sus socios, como es sabido, a la Unión Cívica Radical. Al radicalismo le facilitó una estructura política más vasta que la del propio partido y el radicalismo a su vez aportó la territorialidad que lo ha venido caracterizando en algunos distritos municipales y provinciales. En su matriz constitucional no veo primen coincidencias en materia política e ideológica de fondo si se analiza al PRO por un lado y a la Unión Cívica Radical por el otro, pero supieron convivir en una afinidad mayor impulsada por un objetivo superador de diferencias como lo demostraron las elecciones de 2015 y la gobernabilidad durante la gestión de Macri. Con la crisis devenida en 2018 y dificultades varias, las divergencias salieron a la luz y se magnificaron en 2019 con la derrota del frente ante un peronismo unido bajo las alas de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Las desavenencias entre el PRO y la UCR los podría haber llevado a la ruptura. Lejos de eso, renovaron los votos de confianza y lograron listas de unidad en algunos casos e internas para enfrentarse en las PASO en otros pero que, en última instancia, más allá del caudal de votos obtenido, los verá unidos en las elecciones legislativas del mes de noviembre.

El reparto de los lugares en las listas ya se hizo obviamente habiéndose observado una postura más fuerte por parte del radicalismo para imponer precandidatos en ubicaciones más privilegiadas e incluso, como en el caso de la provincia de Buenos Aires, hay más ejemplos pero me remito a éste por ser más exponencial, en que el radicalismo no dudó en posicionar a un referente propio como Facundo Manes para enfrentar a un sólido Diego Santilli, salido de un distrito que lo privilegia en su cargo de vicejefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y con el fuerte respaldo de Horacio Rodríguez Larreta.

Si bien el triunfo de Valdés le es propio en la provincia de Corrientes, el radicalismo ya efectuó en palabras e imágenes su espejo en el partido y a su vez, el Frente Juntos por el Cambio absorvió la victoria que, espera, colabore en la intención de votos de la ciudadanía a nivel nacional para modificar a su favor la composición numérica de ambas Cámaras del Congreso Nacional.

Habiendo terminado mi editorial en cuanto al interrogante planteado en su título, no puedo dejar de manifestar mi repudio por la bala que recibió en el abdomen el diputado provincial Miguel Arias deseándole su pronta recuperación y el esclarecimiento de lo sucedido, además de los incidentes registrados el día de las elecciones en Mburucuyá y Goya que también deben ser investigados por la justicia.

Por María Belén Aramburu


Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento