martes 18 de junio de 2024
Nubes dispersas 16.8ºc | Buenos Aires
17/04/2023

Neuquén marcó un nuevo rumbo tras las elecciones, por María Belén Aramburu

Con su victoria, Rolando Figueroa, logró derrotar al Movimiento Popular Neuquino, quedando con una diferencia de menos del 3%, no tan lejos del primero, pero con un porcentaje suficiente para convertir al actual diputado nacional, en el próximo gobernador.

Neuquén marcó un nuevo rumbo tras las elecciones, por María Belén Aramburu

La provincia de Neuquén marcó un nuevo rumbo, tanto dentro como fuera de la provincia, tras sus elecciones que anteceden a las nacionales en varios meses de distancia temporal, con el triunfo de Rolando Figueroa, quien obtuvo cerca del 36% de los votos, frente al actual vicegobernador, Marcos Koopman, como candidato del MPN, con algo más del 33%.

Con su victoria, Rolando Figueroa, logró derrotar al Movimiento Popular Neuquino, quedando con una diferencia de menos del 3%, no tan lejos del primero, pero con un porcentaje suficiente para convertir al actual diputado nacional, en el próximo gobernador, por lo que, una de las noticias más resonantes, fue la de haberle quitado la hegemonía de gobierno, al partido provincial que estuvo al mando por 60 años.

“Me siento orgulloso de ser parte del MPN, pero me incomoda no sentir orgullo en el presente, cuando tenemos una provincia rica con mucha pobreza”, afirmó cuando decidió cortarse por su cuenta, escindiéndose del partido que lo vio ser parte de una agrupación universitaria, intendente de Huinganco y de Chos Malal, además de haber ocupado cargos de función pública ejecutiva y partidaria, para más adelante ser el vicegobernador de Omar Gutiérrez entre 2015 y 2019.

Lo de “se cortó solo” es por cuenta de su pertenencia al Movimiento Popular Neuquino, formando un nuevo frente político, denominado “Comunidad”, una coalición que sumó referentes de distintas agrupaciones como el PRO, el Partido Justicialista, el socialismo, el Frente Grande, y el propio MPN, entre ocho listas colectoras. Presentó el frente como “un gran acuerdo neuquino”, repudiando “un modelo que se convirtió en un sistema clientelar, manejado por las familias del poder”, en relación al que había sido su propio espacio y, desde el cual, ejercía la diputación nacional.

“Rolo” Figueroa ya había competido, en las anteriores elecciones, como candidato a gobernador, contra Omar Gutiérrez, pero perdió ante quien fue reelecto para su segundo período. Habiendo conservado parte de la dirigencia del MPN, y alejándose de la oficialista Lista Azul, Figueroa logró distinguirse del tradicional partido, sin abandonarlo del todo, atrayendo al electorado afín pero desencantado, a la vez que sumando otros sectores políticos, que ampliaron su base y formarán parte del Poder Ejecutivo y del Legislativo en su representación partidaria dentro del frente.

Figueroa sumó a otros partidos, pero no a sus referentes nacionales, ni antes ni después de las elecciones, más allá de reuniones y apoyos necesarios a sus propósitos, ahora alcanzados. El ex presidente Mauricio Macri se había reunido con él en Cumelén, en Villa La Angostura, y convenció al resto del PRO, de acompañarlo en las elecciones. Tal es así que Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta se sumaron a los festejos, desde Buenos Aires. La titular del PRO con licencia, no estaba muy convencida, en un principio, de apoyar a este frente, en desmedro de Juntos por el Cambio que presentó, como candidato, a Pablo Cervi, quedándose, finalmente, con menos del 4% de los votos. Tal es así que, otra dirigente de este frente, también precandidata a la presidencia de la Nación, Lilita Carrió, acusó al PRO por la derrota, argumentando que “lo desmembraron”, además de lanzar fuertes acusaciones sobre que “está todo muy vinculado a Vaca Muerta” y que “la elección a gobernador habilita negocios a todos”, a la vez que señaló que “Macri quiere estar con Milei”. Un combo explosivo que suma a la crisis ya instalada en el PRO y Juntos por el Cambio, tema que desarrollé en mi última editorial de @Haceinstantes.

La nacionalización, en la lectura de las elecciones provinciales, merece un análisis aparte para cada una de ellas. La proyección de las elecciones distritales debe leerse de manera justa y sin escaparse de los detalles. Comenzando por el propio Figueroa, ahora “Rolo” para todos, que se esmeró en provincializar la elección y mantener su independencia respecto de candidatos a nivel nacional de cualquier partido que lo acompañó y acompaña en la alianza que él mismo conformó. Si hasta el Ministro de Economía, Sergio Massa, y dirigentes del Movimiento Evita, felicitaron a Rolo. Es que hubo varios partidos que participaron de las colectoras. Ya se los verá en el próximo gobierno de Neuquén. Y más allá de la convocatoria a diversas agrupaciones, Figueroa quiso diferenciarse del resto, aludiendo a que “las grietas hacen mucho daño”.

Como si todo esto fuera poco, Rolando Figueroa fue al meollo de la cuestión, por la que su provincia es uno de los centros de atracción de la economía de nuestro país y el mundo, para nuestros políticos y los del mundo, cuando afirmó que “Neuquén tiene todo para crecer, pero tenemos que cambiar el paradigma de cómo se hace política y la forma de administrar los recursos de los neuquinos”, agregando que “el pueblo neuquino termina entregando la energía y pagándola más cara que en Capital Federal”. Con una “visión de federalismo”, como él mismo lo definió, salió a marcar la cancha de los recursos del distrito.

Todos hablan de Vaca Muerta, que no es un yacimiento, sino una formación sedimentaria depositada en un mar de edad jurásica, en la Cuenca Neuquina. Es el segundo en el mundo por el recurso no convencional de gas, y el 4to por su recurso no convencional de petróleo. Más de 30 empresas locales e internacionales están invirtiendo en esta locación. El gasoducto Néstor Kirchner, que tendrá un recorrido final desde la localidad neuquina de Tratayen, hasta la de Saliqueló, en la provincia de Buenos Aires, tiene avanzada su obra en un 45%, lo que le permitirá tener la habilitación operativa para el 20 de junio, el Día de la Bandera. “Este año, solamente con seis meses de operación, va a generar ahorros en importación de combustibles y en importación de energía y de gas, por US$ 2.200 millones”, según recientes declaraciones de Agustín Gerez, presidente de ENARSA, agregando que el año que viene “va a generar ahorros por US$ 4.400 millones”.

Con la continuidad de las inversiones financieras y de infraestructura en Vaca Muerta, se prevén ingresos millonarios. Si bien, en 20 años, se pasó de un 60% a un 36% de dependencia de las regalías que se cobran por el gas, petróleo e hidroelectricidad, para pagar sus gastos corrientes, siendo que los fondos de coparticipación y recaudación cubren el resto de los gastos, los dirigentes se preguntan si lo obtenido en concepto de regalías debe ser destinado para dichos gastos.

La provincia es dueña legal del recurso. Lo que se teme es que, tal como planteó el gobierno nacional, se conforme un fondo nacional con recursos provinciales, como el petróleo y el litio, que se nacionalice el gas y el petróleo, y que se queden con los recursos de la provincia. El Estado Nacional retiene millones de dólares de lo que cobra por derecho a las exportaciones, y aclaran que, de no ser así, podrían ser volcados a infraestructura necesaria en la provincia.

Por todo esto y aún más, se viene un debate que encarará Rolando Figueroa en representación de la provincia de Neuquén como gobernador, que no se le escapó a ninguno de los candidato en campaña. Por eso, acá hay más que la pretensión de nacionalizar el resultado de una elección. Hay recursos naturales, riqueza, y su explotación es de resultado millonario. Además de ser fundamental para la economía y utilización domésticas, y del mundo.

María Belén Aramburu

Te puede interesar
Últimas noticias