Sociedad
08/07/2021

10 años de la desaparición de María Cash

La familia de la diseñadora nunca dejó de buscarla. Su padre, ya fallecido, pidió que el público no deje de compartir su foto.

10 años de la desaparición de María Cash

María Cash tenía 29 años la última vez que su familia la vio, el 8 de julio de 2011, cuando se subió a un micro de larga distancia para ir a Jujuy desde la Ciudad de Buenos Aires. Su padre falleció buscándola y pidió que nunca se deje de recordarla. 

 

Tras 10 años de investigación por la desaparición de María Cash apenas pudo descartar que no era su cráneo el que encontraron en Bolivia en 2011, y se pudo reconstruir que la última vez que alguien la vio fue el 8 de julio de ese año en un santuario de la Difunta Correa en Salta, a donde llegó haciendo dedo.

 

El 5 de julio de 2011 María se bajó del micro en Tucumán porque "había gente que no le gustaba", según recordó su hermano Máximo al sitio Infobae. A partir de ese momento comienza una historia que nunca pudo ser contada por sus propias palabras. María se subió a otro micro a Jujuy pero se bajó en Rosario de la Frontera, Salta, desde donde un camionero la llevó a la capital de Santiago del Estero. De ahí llegó a San Salvador de Jujuy el 6 de julio de 2011, con un pasaje de micro comprado por un amigo desde Buenos Aires. Nunca más se supo algo de ella. 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Últimas noticias
En un comunicado, la Casa Real dijo sábado a la noche que la princesa Beatriz, de 83 años, se hizo la prueba después de sentir "síntomas leves de resfriado". Indicó que está aislada en casa y que cumple con las reglas para las personas que dieron positivo en la prueba.
Cada tanto, la pareja nos hace partícipes de sus avances en su vida personal y laboral. Una de estas cosas es ver cómo avanza la construcción de su futuro nuevo hogar.
La participante de MasterChef Celebrity 3 asistió a una boda con Fabián Cubero.
El fiscal de la causa pidió hoy que sean procesados con prisión preventiva por un homicidio agravado por placer.