Sociedad
04/03/2021

Cerró la heladería "El Vesuvio", la más antigua de la Ciudad

Se trata de la primera heladería porteña, inaugurada por Alfonso Cositore y su esposa en 1902.

Cerró la heladería
L

a heladería "El Vesuvio", ubicada en avenida Corrientes al 1100, entre Libertad y Cerrito, y reconocida como la más antigua de la Ciudad de Buenos Aires, cerró sus puertas este miércoles producto del desgaste económico que provocó la pandemia del coronavirus.

“El Vesubio desde la pandemia no abrió, la avenida Corrientes esta complicada, vivía de los consejos profesionales de abogacía y ciencias económicas, de los que iban a los teatros a la noche y de los que venían a sacar las entradas de día, pero ya no hay ni abogados ni contadores en sus oficinas, se perdió y difícilmente se vuelva a la realidad. Si no abrió hasta ahora no abrirá más. Toda esta zona de micro y macro está en emergencia”, dijo Gabriel Fama, de la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (Afadhya), en diálogo con BAE Negocios.

El último propietario del local fue Mariano Marmorato, quien buscó por todos los medios que sobreviva, tenía shows de tango y hasta peñas. Pero los últimos años no fueron fáciles, y hasta intentaron vender el fondo de comercio pero era tan caro que nadie podía pagarlo.

La histórica heladería fue fundada en 1902 por Alfonso Cositore y su esposa, y se convirtió en una cita obligada de escritores y tangueros. Por allí pasaron figuras como Carlos Gardel, Jorge Luis Borges, Tita Merello, Hugo del Carril, Juan Manuel Fangio, Alfredo Palacios, Luis Sandrini, Horacio Ferrer, Julio De Caro, Pinky, Susana Rinaldi, entre otros.


Dejar un comentario
Últimas noticias
Los intendentes de San Isidro y Vicente López tomaron esta medida con le objetivo de que prosperen los amparos y haya clases presenciales el lunes.
El español, que es el mejor en esta superficie, no pudo contra el ruso, quien le ganó en tres sets.
La ceremonia se realizó en la Capilla San Jorge, del Castillo de Windsor con solo 30 invitados.
Firmaron una solicitada en la que aseguran que las restricciones permitirán “descomprimir la sobreexigencia que está sufriendo el sistema sanitario y los trabajadores y trabajadoras de la salud”.