Economía
02/09/2021

La gigante alimenticia Molino Cañuelas pidió un concurso preventivo de acreedores

La empresa informó que con esta medida busca proteger sus activos, los puestos de trabajo y los intereses de los propios acreedores

La gigante alimenticia Molino Cañuelas pidió un concurso preventivo de acreedores
M

olino Cañuelas, una de las principales empresas alimenticias del país dueña de marcas como 9 de Oro, Pureza y Mamá Cocina, comunicó que se vio forzada a solicitar la apertura de su concurso preventivo de acreedores.

 

La empresa explicó que la decisión se debe a las acciones judiciales promovidas por entidades financieras acreedoras. Además, informaron que con esta medida “busca proteger sus activos, los puestos de trabajo directos e indirectos de la Empresa y los intereses de los propios acreedores, manteniendo su estructura productiva y asegurando su continuidad operativa en todas sus plantas y establecimientos industriales y comerciales”.

 

En el texto, Molino Cañuelas explica que en la última década “llevó adelante un importante plan de inversiones, el cual, en gran parte, se cancelaba con un mecanismo de capitalización de la compañía en los mercados bursátiles local y del exterior mediante una Oferta Pública de Acciones, pero la alta volatilidad que se registraba en ese momento en las principales bolsas del mundo y la performance económica negativa de la Argentina redundaron en una falta de interés de los mercados que obligó a la Compañía a desistir del proceso”.

 

Así fue como postergó el pago de ciertos compromisos e inició un proceso privado de reperfilamiento del total de su deuda financiera para lo cual se conformó un Comité de Acreedores.

 

Sin embargo, según la compañía, “la nueva turbulencia financiera registrada en el país en agosto de 2019, y la abrupta devaluación de la moneda local, sumado a la crisis mundial por el Covid-19 en 2020 y las dificultades propias que esto generó en la Argentina provocaron un nuevo e inevitable cambio de escenario para todos los participantes de la reestructuración, e incluso hizo que algunos bancos decidieran suspender su participación en dicho Comité, alejando la posibilidad de obtener un acuerdo definitivo”, añadieron.

 

“Con el fin de asegurar la continuidad de sus actividades productivas propias de una industria esencial, proteger a sus más de 3.000 trabajadores, sus activos y los intereses de los propios acreedores, Molino Cañuelas, en conjunto con CAGSA, debió presentarse en concurso preventivo de acreedores”, señala el comunicado.

Dejar un comentario
Su lugar será ocupado por la periodista especializada en salud Valeria Zapesochny.
El talentoso artista y filántropo estadounidense tenía 57 años y luchaba contra un cáncer.