Sociedad
06/12/2019

El dueño de Guaymallén mostró su fábrica y cometió un “error alimenticio” que las redes no perdonaron

Tuvo que grabar un vídeo explicando lo sucedido.

El dueño de Guaymallén mostró su fábrica y cometió un “error alimenticio” que las redes no perdonaron
Autor: Agostina Sosa
H

ugo Basilotta tuvo que salir a aclarar qué fue lo que pasó durante su paseo por la planta de producción. Mostrando su fábrica y contando el éxito del alfajor Guaymallén de membrillo, Hugo agarró un pote de membrillo y comió de él. Pero volvió a meter la cuchara dentro del frasco, lo que no le gustó nada a sus seguidores.

 

"Comió de la cuchara que se usa para cargar la máquina y volvió a dejarla dentro del pote... no me como uno de esos por dos años, hasta estar segura que la saliva de esa cuchara no tiene chance de llegar a mi boca", escribió una tuitera. "Chupó la cuchara y la volvió a poner sobre el dulce", expresó otro usuario de la red social. "Nooo la cuchara chupadaaa", dijo un tercero.

 

Tras cientos y cientos de respuestas de este estilo, Basilotta publicó otro video aclarando la situación, visiblemente enojado por lo ocurrido. "Hola, buenos días. Hoy no estoy muy bien. Porque hay muy pocos industriales que se atreven a mostrar su planta productiva en las redes sociales. Pero yo lo hago. Y lo hago con mucho orgullo. Porque es una empresa de 74 años que llega a todas las clases sociales", empezó.

 

"Y tenemos el orgullo de tener una de las plantas alimenticias más higiénicas y automatizadas del país -afirmó-. Por eso le quiero explicar a la gente que el otro día tenía dudas sobre el pote ese que abrí. El pote, una vez abierto, jamás puede volver a la producción porque todo eso está automatizado”, explicó el empresario, eliminando de raíz todo tipo de sospechas sobre la calidad y el cuidado con el que se hacen sus productos.

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Últimas noticias
El ministro de Salud descartó que haya casos en la Argentina, aunque aclaró que igualmente están "en alerta".
"Es una complicación, pero esperable", confirmaron desde el Hospital Fernández.