Sociedad
15/01/2021

Por graves irregularidades, la Justicia rechazó el pedido de CAME para renovar, mediante elecciones, la nueva cúpula dirigencial

La entidad presenta inconsistencias en el balance del año 2019.

Por graves irregularidades, la Justicia rechazó el pedido de CAME para renovar, mediante elecciones, la nueva cúpula dirigencial
L

a Cámara en lo Civil sala J falló en las últimas horas contra los dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), quienes pretendían organizar una elección con graves irregularidades para renovar la cúpula dirigencial. Algunas de ellas son la no aprobación del balance del año 2019 por inconsistencias y la falta de información a sus consejeros y asociados.

De este modo, el actual presidente de la entidad, Gerardo Díaz Beltrán, y su secretario general, Alberto Kahale, se vieron imposibilitados a continuar con el objetivo de llevar a cabo los comicios. Cabe remarcar que ambos dirigentes habían apelado el fallo de la Inspección General de Justicia (IGJ), quien desde un primer momento no había dado lugar al desarrollo de las elecciones por las mencionadas irregularidades.

Pese a ello, Díaz Beltrán y Kahale apelaron a la Justicia pero se encontraron con un duro revés judicial por parte de la Cámara Civil Sala J, quien no solo reconfirmó el fallo de IGJ en cuanto a no realizar la elección, sino que determinó no dar lugar al planteo realizado por la CAME.

Vale recordar que la entidad empresaria posee más de 10 denuncias en IGJ, por malversación de fondos en más de $400 millones de pesos, y vaciamiento de la entidad entre otras.

Dejar un comentario
Últimas noticias
Los intendentes de San Isidro y Vicente López tomaron esta medida con le objetivo de que prosperen los amparos y haya clases presenciales el lunes.
El español, que es el mejor en esta superficie, no pudo contra el ruso, quien le ganó en tres sets.
La ceremonia se realizó en la Capilla San Jorge, del Castillo de Windsor con solo 30 invitados.
Firmaron una solicitada en la que aseguran que las restricciones permitirán “descomprimir la sobreexigencia que está sufriendo el sistema sanitario y los trabajadores y trabajadoras de la salud”.