Editorial HI
29/07/2020

El dilema del AMBA, por María Belén Aramburu

Las victimas fatales son la preocupación central

El dilema del AMBA, por María Belén Aramburu
Autor: María Belen Aramburu
E

l AMBA siempre ha sido un dilema en época de coronavirus. Ya lo había expresado con anterioridad en una editorial de @Haceinstantes ya que se toma como una región integrada para la cual se fija una estrategia en común con tácticas que se pueden diferenciar. Y ése es el punto en cuestión que pretendo desarrollar.

Cada vez que intercambian información vía chat o llamados telefónicos para finalmente reunirse y tomar decisiones en conjunto con la anuencia y el marco general que brinda la Nación a través del presidente Alberto Fernández, el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, toman en consideración los datos que poseen de forma diferenciada que conciernen no sólo a la cantidad de contagios sino también y principalmente de enfermos graves, ocupación de camas de terapia intensiva, disponibilidad al momento y de acuerdo a la proyección evaluada de nuevos casos y, lamentablemente, de víctimas fatales.

A la mesa traerán esta vez datos vinculados con un aumento de los casos que se contuvieron en una meseta estable aunque elevada en el caso de la Ciudad de Buenos Aires y vieron crecer los propios en el conurbano, con una ocupación de camas de terapia intensiva del orden del 64% en el AMBA, siendo del 56,4% del lado de provincia y en promedio del 60% en la ciudad, oscilando entre el 58% y el 63% con un 74% en el sistema privado. Desde la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Salud, a través del titular de la cartera Daniel Gollán y el viceministro Nicolás Kreplak, han advertido que en las próximas dos o tres semanas el sistema de terapia intensiva “tendría una saturación”. Recordemos que en la última semana en la ciudad hubo 7.479 contagios registrados frente a los 20.686 de la provincia, siendo que la población del conurbano cuadruplica la del distrito porteño.

Un dato muy Importante a la hora de tomar decisiones, y en el que se centran los primeros mandatarios, es el de las víctimas fatales. Lamentablemente han aumentado al ritmo de los nuevos números y preocupa que sean 120 por día que sumarían 4.000 por mes ubicándose la tasa de letalidad en el 2%, según se admite desde el Ministerio de Salud del gobernador Axel Kicillof.
Con todos estos números sobre la mesa que brindan un diagnóstico de la situación epidemiológica y sanitaria de cada uno de los dos distritos, ciudad y conurbano, ¿qué conclusiones se van a obtener en busca de fijar pautas a ser implementadas a partir del próximo lunes 3 de agosto?

Los criterios a adoptar cada vez que se termina una etapa dispuesta para darle continuidad al aislamiento social, preventivo y obligatorio del decreto original del presidente Alberto Fernández, consideran al AMBA como una unidad intentando establecer puntos de encuentro en la adopción de medidas mostrándolo como un área integrada.
Como he señalado más arriba en esta editorial, la estrategia es común en la zona que registra la mayor cantidad de casos de contagios de Covid19, ubicándose entre el 90% y el 100% del total del país, más o menos según el termómetro de cada día y semana, pero las tácticas pueden ser y de hecho lo son, diferentes.

Además de ser un tablero en el que se ponen fichas a ser movidas de acuerdo a los números obtenidos, hay criterios profundos que no escapan al análisis de quienes toman las decisiones. Los factores económicos y psicológicos. Y me animo a a gregar también las consideraciones políticas que cada jefe de estado hace sobre su electorado que le va marcando sus necesidades y deseos, ya sean éstas conocidas a través de encuestas y/o de protestas y reclamos. Muchos son los que, en representación propia o de su sector, se han reunido con Horacio Rodríguez Larreta, Axel Kicillof y sus respectivos ministros, para que se tomen en cuenta sus condiciones de apremio económico, solicitud de ayuda financiera además de la psicológica como la del encierro, falta de contaco social, salidas recreativas y ejercicios deportivos que a la hora de tomar alguna decisión, como la que se adoptó en la ciudad con las llamadas salidas saludables con los niños y las establecidas por horarios con los adultos que salen a correr o andar em bicicleta, convencieron a los mandatarios sobre las necesidades hechas explícitas por la población de sus distritos.
Ahora bien, ¿cómo compatibilizar las demandas de la población con los datos precedentemente expuestos?

Estar atentos a las expresiones de funcionarios gubernamentales de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires nos ayudarán en el recorrido de las decisiones que serán abordadas.
Mientras en la provincia, habiéndose mostrado siempre más proclives a mantener una cuarentena más estricta, abriendo varias actividades industriales y comerciales en lis últimos 15 días y, desde el sistema sanitario, promoviendo una asistencia de $500 diarios para los casos leves que se aíslen, en la ciudad ya están pensando en la etapa 2 de la fase 3.

La fase 3, en la cual el AMBA ha permanecido en su diferenciación con otros distritos provinciales y, dentro de ellos, por la cantidad de casos que la separan del resto, es aquella en la que se sitúa pero que en el caso de la ciudad de Buenos Aires ha tomado la modalidad de 6 etapas a convenir de acuerdo con la cantidad de casos registrados y disponibilidad de camas de terapia intensiva. Por ello, y a partir del próximo lunes 3 de agosto se pretende darle inicio a la etapa 2 en el marco de la continuidad en la permanencia de la fase3. Esto implicaría la reapertura de los comercios de cercanía en áreas de alta circulación como las avenidas Santa Fe, Cabildo o Rivadavia, apertura de bibliotecas sin permanencia, deportes individuales como lo son el tenis o el golf, funcionamiento de instituciones deportivas sin el uso de áreas comunes como vestuarios y restaurantes además de otras habilitaciones como las de los profesionales más allá de abogados y contadores.

La pregunta es:¿están dadas las condiciones para pasar a la etapa 2 de aperturas y habilitaciones en la ciudad de Buenos Aires? Y esta pregunta trae aparejada otra: ¿en qué medida podría influenciar esta nueva etapa de la ciudad en el conurbano?
 
Estrategia común. Tácticas diferentes. Influencia de un distrito en el otro, ciudad y conurbano. Control en el transporte público por el intercambio de población. Una de cada dos personas que trabaja en la ciudad viene del conurbano. Todos datos a tener en cuenta.

En breve tendremos respuesta a estos interrogantes.

 

Por María Belén Aramburu

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento