Editorial HI
25/03/2020

El Coronavirus dejó al descubierto la desprotección de los adultos mayores, por Laura Kalerguiz

Están solos en todo sentido.

El Coronavirus dejó al descubierto la desprotección de los adultos mayores, por Laura Kalerguiz
Autor: Laura Kalerguiz
T
res cuartas partes del mundo está encerrado en cuarentena y Argentina no está exenta. Pero dentro de todo este universo de personas que nos vemos afectadas por esta pandemia, creo que los adultos mayores son los que peor la están pasando.

En primer lugar, los adultos mayores están SOLOS. Solos en todo sentido.

El acompañamiento familiar en cuarentena se hace difícil. Ya en tiempos normales hay cientos de adultos que no son visitados en las residencias geriátricas, por lo que imaginen la situación que están viviendo aquellos que están internados en esta clase de residencias en estos tiempos.
 
Los que tienen la suerte de no estar internados, están en sus casas pero sin poder salir, y en el mejor de los casos acompañados por sus parejas o un familiar cercano, que además muchas veces también son adultos mayores, de los cuales en muchos casos tienen también problemas de salud.
 
Y en el peor de los casos, están SOLOS.
Nadie puede ayudarlos con las compras esenciales, nadie los asiste en los bancos para que cobren su jubilación, y ni que hablar si cometieron el grave pecado de no tener tarjeta de debito del banco en el que cobran. Están a la deriva y aún no se sabe como podrán hacerse de efectivo, al menos hasta que los bancos abran nuevamente. 
 
 
En segundo lugar, hablemos de la salud. Sabemos que los mayores de 60 son los primeros que entraron en cuarentena, la cual no sabemos cuándo terminará.

¿Qué papel está cumpliendo el PAMI? Pocas campañas (casi ninguna) y ni noticias aun de la vacunación antigripal gratuita, algo tan necesario en estos tiempos.
¿Y si algún adulto tiene coronavirus y está solo en su casa? ¿Y si llamara a los teléfonos y nadie lo atiende? (Conocimos casos que ha pasado).
 
 
Y por último, están SOLOS institucionalmente.
Me indigna que, siendo el grupo de mayor riesgo y el mas vulnerable, no haya campañas para ampararlos ni redes de contencion en momentos tan dificiles.
 
No hay NADA, solo SOLEDAD.
 
 
Por Laura Kalerguiz.
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento