Editorial HI
16/03/2020

Me cuido y te cuido, por María Belén Aramburu

Es en estos momentos en que la comunicación eficaz y eficiente es absolutamente indispensable para el bienestar de toda la población

Me cuido y te cuido, por María Belén Aramburu
¿

Qué significa me cuido y te cuido? Exactamente eso. Yo me cuido tomando todas las precauciones que están a mi alcance y vos hacés lo mismo así nos cuidamos entre nosotros, entre todos.

El gobierno ha sido muy claro con las medidas a tener en cuenta para evitar la propagación del coronavirus. Incluso con sanciones de multa o prisión a quienes no las cumplan. A algunos les parecerán más o menos acertadas las medidas adoptadas pero lo cierto es que se está actuando rápidamente, preventivamente, y en base a experiencias ajenas de inacción y omisión y mal manejo de situaciones de crisis.

Es en estos momentos en que la comunicación eficaz y eficiente es absolutamente indispensable para el bienestar de toda la población. Comunicación precisa y certera.

Es en estos momentos en que se toma distancia física forzada por el aislamiento en casos de haber contraído el coronavirus, o haber estado en contacto con enfermos, o de quienes hayan estado en contacto con probables casos, o hayan viajado al exterior, o tengan enfermedades preexistentes o constituyan sectores de población en riesgo por su edad entre otros motivos.

Son momentos en que esa distancia hasta impide la demostración de afecto como era usual en un estrecho abrazo, un beso, un saludo de manos o incluso un gesto corporal de contacto cercano y el afecto se vuelve más relevante que nunca.

Es el afecto, el cariño, el amor que se pueden demostrar de mil y una formas a través de la mirada, de un gesto de aprecio hacia el otro, de la consideración hacia el enfermo. Puede ser incluso que nos encontremos en una situación en que haya que acercarle provisiones, remedios o lo que necesite alguna persona que no pueda movilizarse por la razón que fuese en estas circunstancias.

De las situaciones difíciles se aprende porque son una oportunidad de aprendizaje y de resolución de problemas. El Estado es responsable en cuanto a medidas de prevención, contención y aplicación en casos concretos vinculados con el coronavirus. Hay una responsabilidad individual y social.

La responsabilidad de cada uno de nosotros de cumplir con lo dispuesto por el gobierno nacional y de cada uno de los distritos donde habitemos además de la social y estatal.

El alcance de “me cuido” se vincula con la prevención principalmente y la no concurrencia a lugares que impliquen una exposición innecesaria para mi estado de salud. El alcance de “te cuido” está íntimamente relacionado con el primer concepto. Una exposición que podría evitarse conlleva a poner en riesgo a mi familia, a mis seres queridos y a cualquier persona con la que entre contacto. Pienso en “el otro”.

Con estos cuidados aparecen valores tales como el respeto, la solidaridad, la empatía, la generosidad, la consideración hacia el otro, el Amor, ya que todo está vinculado con el Amor a sí mismo y hacia el otro.

El “me cuido” y “te cuido” tiene también vínculos estrechos con la información que se maneja. Por supuesto otorgándole prioridad a la que brindan el gobierno y los medios de comunicación pero también a la que nos llega por diversas fuentes, muchas de ellas inconsistentes, sin chequeos previos, con variada intencionalidad que podría ser considerada la mejor en algunos casos pero derivada de quien no podría siquiera sustentarla apropiadamente.

Las experiencias ajenas son valiosas y se podrían tener en cuenta siempre y cuando sumen con sus palabras y mensajes y no tengan el efecto contrario en uno y en la población.

El “me cuido” y “te cuido” también están asociados al equilibrio emocional. El miedo sólo infunde más miedo y genera caos, reacciones desmedidas, ilógicas e irracionales. El temor lleva muchas veces al pánico y paranoia. Una población aterrada o bien toma decisiones equivocadas o es llevada a la parálisis que conlleva la inacción.

La responsabilidad de cada uno es mantener la calma lo mejor que se pueda. Algunos serán más exitosos que otros en el intento pero todos deberán hacerlo por su bien y el de todos. La salud mental además de la física debe ser resguardada hoy más que nunca y alejada de fantasmas innecesarios para el cuidado propio y ajeno. Mente y cuerpo están íntimamente relacionados.

El sistema inmunológico se debilita ante el temor y nos volvemos más vulnerables y propensos a contraer esta enfermedad así como también cualquier otra. Responsabilidad individual y social se ponen a prueba hoy y en los días por venir.

Dejar un comentario
Encuesta
CORONAVIRUS. ¿Estás en tu casa respetando la cuarentena?
Si
79
%
No
4
%
Tengo que salir para ir a trabajar
17
%
Cargando...
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Últimas noticias