Sociedad
21/01/2020

La desgarradora carta de los amigos de Fernando Báez Sosa: "Lo fueron a matar"

Virginia, la chica de 17 años que intentó salvarle la vida con maniobras de RCP, fue la encargada de leer el descargo.

La desgarradora carta de los amigos de Fernando Báez Sosa:
A

llegados a Fernando Báez Sosa pidieron Justicia con velas encendidas en la puerta de Le Brique, el boliche frente al que un grupo de rugbiers mató a golpes al joven. Entre ellos, Virginia, la chica de 17 años que intentó salvarle la vida con maniobras de RCP, quien leyó una carta escrita por los familiares y amigos de la víctima.

"Fernando es una de las personas más hermosas que conocimos y, desafortunadamente, por culpa de otros que no saben sobre el significado de diversión, todo terminó en tragedia. Él siempre buscó hacer el bien al resto, nunca fue violento. No fue una pelea ni enfrentamiento: lo fueron a matar", comenzó el texto.

"Fer siempre demostró cariño, compasión, humildad y todos aquellos los valores que se le pueden ocurrir a cualquiera, sin excepción alguna. Fue un ejemplo de superación para todos nosotros, y nos transmitió muchísimo en todo el tiempo que estuvimos junto a él. Va a estar siempre con nosotros en cada nueva etapa, y lo más importante es que lo vamos a tener cerca, sin nunca, nunca olvidarte", continuó el documento.

"Hermanito, te amamos hoy y siempre. Gracias por todo a vos y a todos los que están y estuvieron acompañándonos sin excluir a nadie por su apoyo y esfuerzo que hace", finalizó la carta.

Cabe destacar que el acto comenzó minutos después de las 21 del día de ayer en la puerta del local bailable ubicado en avenida 3, entre Paseo 102 y avenida Buenos Aires, en pleno centro de esa localidad balnearia.


Dejar un comentario
Encuesta
CORONAVIRUS: ¿ESTÁS A FAVOR O EN CONTRA DE LA CUARENTENA?
A FAVOR: Lo más importante es la salud
80
%
EN CONTRA: La economía es más importante
14
%
Ninguna de las anteriores, me da igual
6
%
Cargando...
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
En principio, las personas deberán dar su consentimiento ya que no está autorizado por la ANMAT.
Ocurrió en el barrio porteño de Palermo. Por fortuna, no hay heridos.