Editorial HI
30/05/2019

Fórmula peronista-kirchnerista en provincia de Bs. As, por María Belén Aramburu

Unidad Ciudadana movió rápidamente sus fichas y se terminaron las especulaciones.

Fórmula peronista-kirchnerista en provincia de Bs. As, por María Belén Aramburu
Autor: María Belén Aramburu
A
l poco tiempo de haberse dado a conocer la fórmula de los Fernández con la ex presidenta y su ex jefe de gabinete, que causó gran impacto en el panorama político nacional instando a mover fichas rápidamente, apareció la fórmula de la provincia de Buenos Aires, respondiendo al mismo espacio político.
 
Les había adelantado hace unas semanas que el kirchnerismo tenía cuatro precandidatos: Fernando Espinoza, Verónica Magario, quienes alternaron sus mandatos en el partido de La Matanza, Martín Insaurralde y Axel Kicillof. Sin la pretensión de ir a internas, me aclararon que quien midiese mejor iba a ser el o la precandidata a la gobernación. A todos ellos los estuvieron midiendo mientras recorrían la provincia. Por ese entonces también me mencionaron a Sergio Massa como un candidato a quien intentaban acercar al kirchnerismo para ofrecerle la postulación a la precandidatura como gobernador. Massa nunca estuvo dispuesto a ser gobernador por la provincia ya que continúa con su ambición de ser presidente, aunque este capítulo aún no esté cerrado. Aunque sí el capítulo de que no irá al kirchnerismo, al menos en este distrito ya que la fórmula está solidificada y anunciada oficialmente.
 
De Kicillof podemos decir que las encuestas lo ayudaron para posicionarse en el horizonte kirchnerista que ahora en provincia es más que un espacio para los seguidores de los Fernández para consagrarse en un bastión del peronismo unificado luego del consenso logrado por los intendentes que aunaron esfuerzos a la par de aquellos que realizan los gobernadores postulados a sus candidaturas, los hasta por el momento candidatos y los electos. Es más, el distrito que mayor peso tiene en el padrón electoral, arrastró en su iniciativa a otros a seguir un ejemplo de unidad partidaria.
 
A los más memoriosos no se nos escapa el dato de que en algún momento se lo vio acompañando a Cristina Fernández de Kirchner como precandidato a la presidencia cuando rodase especulaba que la ex presidenta podía postularse a la presidencia. De gran cercanía a Cristina, ella siempre mostró sus preferencias hacia quien fue su Ministro de Economía. En el kirchnerismo bien lo saben.
Hasta se lo ubicó en el distrito de Capital Federal, distrito históricamente difícil si los hay para el peronismo, siguiéndolo con mediciones constantes. Su estratégico cambio de domicilio le permitió ubicarse en la provincia y sus recorridas lo acercaron a la gente y a los números que crecieron en las encuestas.
Más allá de los números favorables, lo que más lo ayudó fue la fórmula integrada por los Fernández. En este espacio ya se había constatado que cuando se la ubicaba a la ex presidenta en la boleta, el crecimiento en la intención de voto crecía. Con anticipación a una boleta, fue la fórmula la que empoderó al precandidato.
 
Como precandidata a vicegobernadora en la fórmula lo acompaña Verónica Magario, actual intendenta de La Matanza, quien sucedió a Fernando Espinoza en su mandato. Este partido bonaerense cuenta con un gabinete integrado por ex funcionarios gubernamentales nacionales del gobierno anterior y tienen listo el armado para gobernar en provincia, nombres en danza que deberían ser confirmados por el ex Ministro de Economía, de ser de su admisión para ser parte de su esperada administración, ya que quienes los tenían en consideración eran obviamente Espinoza y Magario.
 
No es ajeno a nadie la falta de adhesión que en algunos sectores del peronismo estaba teniendo Kicillok aunque, ahora fortalecido por el lanzamiento de la fórmula de los Fernández, contará con apoyo de algunos que inclinaban sus preferencias por otros precandidatos.
 
Lo que queda claro es que Unidad Ciudadana movió rápidamente sus fichas en Nación y provincia y, al menos en estos espacios se terminaron las especulaciones. El resto de los partidos, urgidos por estos movimientos y por la cercanía de cierre de presentación de precandidaturas y alianzas, están cada vez más obligados a mostrar sus cartas.
Y lo que se ve en provincia, luego de la decisión de lograr la unidad partidaria, es que el peronismo es kirchnerismo en este distrito con la representación de Kicillof y Magario.
 
En Nación esto no aparece claro. Es más, el lanzamiento de la fórmula de los Fernández afianzó el espacio de Alternativa Federal con algunas fugas como la de Roberto Lavagna, quien ya no contará con los radicales que mostraron su adhesión al Frente Cambiemos luego de la Convención Nacional. Otro capítulo por escribirse.
 
 
Encuestas
Peronismo unido massa
Cristina preferencial
Gobierno armado en provincia
Boleta C más votos
K en capital deseo
Vice
 
 
Por María Belén Aramburu
 
 
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento