Editorial HI
23/05/2019

Cómo se mueven las fichas del tablero político, por María Belén Aramburu

La aparición sorpresiva de la fórmula de los Fernández llevó al resto de los dirigentes políticos a buscar definiciones.

Cómo se mueven las fichas del tablero político, por María Belén Aramburu
Autor: María Belén Aramburu
A
nte la movida de una pieza fundamental en el tablero del juego político como fue la de la semana pasada la de la fórmula Fernández-Fernández, de hasta ahora Unidad Ciudadana, que hasta el momento había contado con el armado y liderazgo de la ex presidenta, los demás jugadores estuvieron obligados a mover sus fichas para avanzar en jugadas que deben ser lo más certeras posibles en su aproximación a fechas electorales y presentaciones de precandidaturas, listas y alianzas de cara a las PASO.
 
No fue la reunión impulsada por el gobernador Schiaretti la que nació de la decisión del anuncio de las nuevas candidaturas. Ante el triunfo contundente en la provincia de Córdoba y conociendo su peso no sólo como distrito en el padrón electoral que la ubica segunda después de la provincia de Buenos Aires, sino también como balanceadora a la hora de definir resultados electorales tal como sucedió en las últimas elecciones presidenciales tanto en las PASO como en las generales de octubre de 2015, en que Macri se erigió como presidente, realizó una convocatoria para fijar una posición en el mapa electoral nacional.
 
Siendo uno de los impulsores de la construcción de una alternativa en un tablero en el que aparecen dos fuerzas antagónicas que han presentado una alternancia en el poder luego del triunfo del Frente Cambiemos, confirmó el encuentro con quienes tenía pactado llegar a un acuerdo común advirtiéndose la ausencia de Roberto Lavagna que merece un párrafo aparte.
 
El gobernador de Córdoba que se alzó con un triunfo contundente en su distrito diferenciándose muy bien de sus competidores por la vasta diferencia de votos, se reunió previamente con el presidente Macri.
 
Es que la sacudida política por la presentación de la fórmula de la ex presidenta y su ex Jefe de Gabinete convertido en su consejero e integrando la mesa más chica compartida sólo por ambos que resguardaron el secreto más preciado durante unos días antes de la definición de que el lanzamiento fuera oficial y tomara estado público, dejó deslucida la propuesta del gobierno de un acuerdo de 10 puntos enviados por mail a varios dirigentes políticos con vistas a reuniones futuras que con el pasar de los días se han ido concretando.
 
Aunque una de las críticas de Lavagna hacia el gobernador cordobés fuese el lanzamiento de puntos supuestamente semejantes a los propuestos por el gobierno, el acuerdo llegó de la mano de los fundadores de Alternativa Federal, Miguel Ángel Pichetto, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti. Estuvieron presentes perteneciendo al espacio de Lavagna, Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe y quien fue la referente del santafecino como candidata presidencial en 2015, Margarita Stolbizer, con la pretensión de sumar voluntades de la Unión Cívica Radical como el caso de Martín Losteau. Para ello habrá que esperar la reunión de la Convención Nacional del partido y sus resultados.
 
La aparición sorpresiva de la fórmula de los Fernández llevó al resto de los dirigentes políticos a buscar definiciones y darlas a conocer al electorado.
 
En el caso de Sergio Massa, en el tironeo entre lo que considera su espacio junto con las voluntades de sus pares y el kirchnerismo que pretende tenerlo como aliado en su propio conglomerado de precandidatos, con mayor acercamiento de parte del kirchnerismo de la provincia de Buenos Aires, para contarlo como probable postulante a la gobernación, el líder del Frente Renovador se inclinó por los primeros, desmintiendo a Alberto Fernández quien había afirmado que habían conversado por teléfono.
 
Roberto Lavagna se separó de Alternativa Federal tras su ausencia a la reunión convocada por Schiaretti y la proclamación de su precandidatura a presidente por el reciente armado de Consenso 19, sin ir a internas que lo enfrenten en las urnas a otros precandidatos y con el objetivo de sumar a socialistas y radicales, entre otros sectores que le brindarían la posibilidad de agrandar su espacio.
 
El cimbronazo del fin de semana, como se vio, desacomodó a algunos y acomodó a otros, generando una división en el arco opositor.
 
Si hubo alguna pretensión de una unidad del peronismo tras el anuncio de la fórmula que tiene a la ex presidenta como precandidata a la vicepresidencia, ésta no se vio.
 
Es así que si analizamos el comportamiento de los gobernadores electos en los distritos que desdoblaron sus elecciones de las generales, observamos que se han inclinado por manifestar su adhesión a la unidad del peronismo, así como lo están haciendo los candidatos de los que faltan.
 
Las encuestas recientes muestran una vez más la llamada grieta o polarización en las elecciones, con movimientos hacia un sector del conglomerado político afín al gobierno o a la oposición, dejando la puerta abierta a la tercera alternativa que continúa buscando su rumbo con el detalle de un electorado independiente, indeciso y desencantado que va encontrando esporádicamente su intención de voto a la par de las definiciones de precandidatos.
 
Resta saber la decisión que adoptará la Unión Cívica Radical en la Convención Nacional partidaria de la próxima semana. Habiendo tomado distintas posiciones a partir de las elecciones de 2015, parte rumbo al Frente Cambiemos, parte a Unidad Ciudadana, y otra a sectores que integran particularidades de alianzas partidarias como en el caso de la provincia de Santa Fe con el Frente Cívico y Social, se lo ve como un partido relevante por su afianzamiento territorial con tracción de votos en provincias y municipios del territorio nacional.
 
El radicalismo de la provincia de Buenos Aires ya tomó partido por el Frente que integró en 2015 con el PRO y la Coalición Cívica para ganar las elecciones en el distrito. Daniel Salvador, vicegobernador de María Eugenia Vidal y presidente del Comité de la UCR en la provincia, ya se pronunció por su apoyo a la integración de Cambiemos.
 
El gobierno está muy atento a los resultados de dicha Convención y a los movimientos de sus aliados.
 
Nos preguntamos si habrá algún cambio en Cambiemos, si habrá algún nuevo anuncio, si se está haciendo alguna otra consideración respecto del anuncio de precandidaturas, cuando reina el más absoluto hermetismo y lo que trasciende se desmiente casi al instante.
 
Más allá de cualquier anuncio sostengo una vez más, que lo más importante es establecer acuerdos programáticos que trasciendan los electorales. Ésta es la manera de presentarse con seriedad ante la sociedad.
 
 
Por María Belén Aramburu
 
 
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento