Editorial HI
08/04/2019

Similitudes en las elecciones de Neuquén y Río Negro, por María Belén Aramburu

¿Se implementó el voto útil?

Similitudes en las elecciones de Neuquén y Río Negro, por María Belén Aramburu
Autor: María Belén Aramburu

¿El guiño presidencial fue para Alberto Weretilneck en Río Negro tal como lo fue en su momento para Omar Gutiérrez en Neuquén?

El Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, estuvo en la provincia de Río Negro y en plena campaña electoral representando al gobierno nacional para reunirse con Weretilneck confirmando el envío al Congreso del proyecto que prorroga la Ley de Emergencia para productores de peras y manzanas. No fue solo. Un peronista con la pretensión de ser precandidato a la presidencia, Miguel Ángel Pichetto, estuvo presente. Filas cerradas al oficialismo local de Cambiemos y de parte del peronismo.

En Neuquén, Macri se reunió en varias oportunidades con Gutiérrez. El tesoro de Vaca Muerta fue la excusa perfecta para los encuentros públicos.

¿El gobierno nacional soltó la mano de la radical Lorena Matzen que representaba al Frente Cambiemos en Río Negro tal como lo hizo con Horacio “Pechi” Quiroga, también radical, en Neuquén?

La fórmula de Cambiemos en Río Negro emuló la del gobierno nacional. Con Flavia Boschi del PRO y Matzen de la UCR era la representación perfecta del Frente. Con pocas chances de triunfar, el gobierno nacional buscó en el gobernador a su aliado más estrecho para asegurarse que Unidad Ciudadana no proclamase como propios los votos provinciales si ganaba Soria.

¿El acercamiento a Weretilneck fue para evitar el triunfo de Martín Soria del Frente para la Victoria como lo fue aquel a Omar Gutiérrez que resultó reelecto?

¿Se implementó el voto útil?

Se repitió el esquema exitoso de Neuquén. Habiendo pensado que los votos que podrían haber ido al Frente Cambiemos provincial se pudiesen volcar como efectivamente lo hicieron al que tenía mayoría cierta y, perteneciendo esa mayoría al oficialismo del distrito, ahí había que dirigirse. Y allí se fue con la intención de conducir el voto del electorado al voto útil, vale decir, a aquel que no se desperdicia depositándolo en el altamente probable perdedor, aunque se trate de la propia fórmula. Para ello la efectividad se logra mostrándose públicamente con el oficialismo del distrito asegurándose ambos el triunfo. Para Weretilneck y el gobierno nacional en Río Negro. Para Gutiérrez y el gobierno nacional en Neuquén.

Por su parte, Martín Soria, del Frente para la Victoria, había manifestado que no era cristinista ni kirchnerista. Más bien mostró en campaña su inclinación por todos los sectores del peronismo.

Cuando le consulté a Soria por sus contrincantes electorales, ya que su padre se había enfrentado a los radicales cuando fue electo gobernador, me respondió que en su caso tenía frente a él dos sectores del oficialismo. Y así lo expuso nuevamente cuando salió a explicar su derrota.

En Neuquén, la derrota de Ramón Rioseco frente al Movimiento Popular Neuquino le aseguró a Macri la distancia necesaria para despegar la proyección nacional que un triunfo del kirchnerista le hubiese dado en la elección del primer distrito que se despegó de las nacionales.

El mismo alivio sintieron Weretilneck y Gutiérrez cuando le ganaron al Frente para la Victoria.

Recordemos que el gobernador saliente de Río Negro no pudo presentarse a la reelección por un fallo de la Corte Suprema de Justicia. Recurrió a los tribunales para poder seguir en su cargo, el cual asumió cuando era vicegobernador y Soria falleció. Su impedimento lo llevó a postular a su ex Ministra de Turismo, Arabela Carreras y a ser también el protagonista en conferencia de prensa luego del triunfo de la elección. ¿Será Jefe de Gabinete del nuevo gobierno? Sigue siendo el jefe político de Carreras. Si no es cara visible en un próximo gabinete, ¿manejará los hilos del poder desde afuera? ¿Carreras deberá tomar en ese caso decisiones consensuadas o al menos consultadas con Weretilneck? Todo indica que la respuesta es positiva.

¿Qué elementos a nivel local influyeron en el triunfo de Carreras, o sea en el oficialismo imperante en la provincia?

El plan Castello con la aprobación de la Legislatura provincial de una deuda de 300 millones de dólares para el financiamiento de obras de infraestructura en toda la provincia y el pago en fecha de los sueldos a los estatales. En este distrito las clases comenzaron en la fecha señalada. El conflicto social no fue un fantasma en estas elecciones.

¿Cambiemos capitalizó el triunfo tal como lo hizo en Neuquén con Gutiérrez al no ganar Martín Soria del Frente para la Victoria?

Aquí aparece la proyección nacional. Y la contundencia del triunfo para expresarlo a viva voz.

Tanto en el caso de Neuquén como en el de Río Negro, las diferencias de los partidos gobernantes en estos distritos con el kirchnerismo fueron contundentes.

Y si bien no ha sido el triunfo de la fórmula que representa al gobierno nacional la que se alzó con la victoria en ninguna de las dos provincias, los gestos presidenciales y de sus miembros de gabinete, aumentando las posibilidades de aumentar el caudal de votos, han inclinado la balanza a quienes sumaron, dejando muy atrás en números a los que resultaron derrotados.

Para quienes representan a Unidad Ciudadana y pretenden un regreso a la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, Cambiemos perdió a manos de Lorena Matzen en Río Negro y de Horacio “Pechi” Quiroga en Neuquén.

La lectura del gobierno nacional es que habiendo apoyado a Weretilneck y a Gutiérrez, sus triunfos también le son en parte propios. Y de este modo lo transmite.

Al menos le brinda alivio que no haya triunfado la fórmula que representa la vuelta de Cristina y la proyección que se podría dar de una derrota en las urnas en las elecciones nacionales cuando nada está definido y el panorama es absolutamente incierto.

De este modo el gobierno nacional sigue teniendo dos aliados provinciales seguros.

Las elecciones en los distritos provinciales continuarán y faltan algunos con peso electoral propio en su alto porcentaje del padrón electoral.

Es inevitable una lectura nacional pese a los resultados parciales provinciales.

Aunque algunos distritos pretendan circunscribir sus elecciones a sus ámbitos de incumbencia.

 

Por María Belén Aramburu

 

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento