Editorial HI
01/03/2019

"Las PASO resuelven internas" por María Belén Aramburu

Si bien para la mayoría las PASO vinieron a cumplir un papel de ejercicio de la democracia, aunque con el costo económico que conlleva y con la multiplicidad de elecciones que sumergen a este año en una contienda electoral permanente, sumado al desdoblamiento legal y legítimo de la mitad de los distritos del país, por otros son tildadas de innecesarias.

T

odos los partidos políticos, por ley, resuelven sus internas en las PASO.
 O por lo menos eso intentan para dar transparencia a la presentación social de sus precandidatos. 
 Hay veces en que hay un acuerdo previo de achicar la lista con la cantidad de quienes se quieren presentar para evitar la ferocidad de lo que antes se conocían como internas, depurarlas y así también evitar dispersión de votos.
 Para los que no conocen otro sistema que éste, les cuento que, antes de existir por ley este sistema de votación, los partidos políticos convocaban a sus afiliados para determinar qué candidato los iba a representar en las elecciones, prestando sobre todo atención a las presidenciales.
 Solamente podían votar los afiliados del partido político que convocaba a internas.
 Con las PASO, además de ser simultáneas, son obligatorias para el conjunto del electorado, por lo que, a diferencia del proceso anterior, trasciende a los afiliados en las definiciones partidarias.
 Antes de la existencia de las PASO sólo la democracia y transparencia interna de los partidos basados en limpios y cristalinos reglamentos podían garantizar a sus afiliados una elección justa para la elección del candidato que iba a postularse en su representación. De lo contrario, se imponía la dedocracia y en la verticalidad impartida por algunos, se erigía el favorito de los poderosos.
 Si bien para la mayoría las PASO vinieron a cumplir un papel de ejercicio de la democracia, aunque con el costo económico que conlleva y con la multiplicidad de elecciones que sumergen a este año en una contienda electoral permanente, sumado al desdoblamiento legal y legítimo de la mitad de los distritos del país, por otros son tildadas de innecesarias.
 En este escenario aparecen los que pretenden ir a las PASO para dirimir candidaturas y los que no.
 En un panorama político incierto, en el que por el momento aparece la polarización entre las candidaturas del presidente Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner, se asoma una tercera opción con Alternativa Federal para los votantes peronistas no kirchneristas y para los desencantados y electorado independiente.
 Alternativa Federal tiene varios candidatos: Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto, Sergio Massa, Juan Schiaretti, Felipe Solá, entre otros que se presentan como “una salida al fracaso del presente y del pasado”.
 Algunos que naturalmente pertenecerían a este espacio no quieren ir a las PASO. Roberto Lavagna pretende pasar las fronteras del peronismo con una estructura más amplia y abarcartiva de integración de otros partidos, presentándose como único candidato, teniendo por el momento al gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, como sostén principal de esta postura que, por el momento aparece como inamovible.
 En un escenario hipotético la ex presidenta se presentaría y contaría con su aproximado 30% de piso de votantes que son intransferibles. De no presentarse, el conglomerado peronista podría unirse en vistas al triunfo otorgándole a la actual senadora y su espacio, bancas en el Congreso y/o cargos ministeriales. 
 Sin estar definido aún este escenario cualquier voz aparece con eco cuando Sergio Massa declara que “Cristina pierde con Macri en segunda vuelta” o ante la sugerencia de Lifschitz de que Massa y Pichetto bajen sus candidaturas en “un gesto de grandeza” pugnando por la postulación del ex Ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, Roberto Lavagna.
 El otro frente aparece también complicado porque cuando, aunque no oficialmente, se tenía un solo probable postulante, Cambiemos apareció con la necesidad de las PASO. Y, si bien para el PRO la figura de Macri alcanzaba, fueron los aliados que le llevaron a denominarse frente a la agrupación gobernante, quienes ahora pretenden internas en las elecciones de agosto.
 Martín Losteau ya expresó su voluntad de postularse durante el último viaje que compartió con el presidente. Y sus principales colaboradores para tal propósito se vislumbran entre los radicales. Y así ahora aparece una fórmula tentativa que será planteada posiblemente el lunes en la reunión de la Convención Nacional de la UCR. Martín Losteau acompañado por Alfredo Cornejo como su candidato a vice podría plantear unas PASO en Cambiemos, siendo que el gobernador mendocino no puede ser reelecto.
 La Unión Cívica Radical ha sido un pilar importante para el triunfo de Macri en las últimas elecciones. Tiene territorios propios ganados en distritos provinciales y municipales. Se sabe necesario en estos momentos de crisis e intenta captar a parte del electorado desencantado e independiente.
 Y la Coalición Cívica irá tallando su inclinación al compás del apoyo al gobierno nacional de Lilita Carrió en las elecciones aunque sin postulación a un cargo por su parte.
 Por el momento, para la mayor parte de los dirigentes políticos, las candidaturas se definen en las PASO.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento