Editorial HI |

Política

26/10/2018

#EditorialHi: "El Congreso re alinea voluntades paritarias", por María Belén Aramburu

No cabe duda que el registro que se toma cuál una foto impresa grabará el comienzo del nuevo alineamiento partidario de las próximas elecciones. El Congreso empezó a marcar la cancha.

#EditorialHi:
Autor: María Belén Aramburu
&

nbsp;Cuando se vota en el Congreso un proyecto de ley, se pone de manifiesto la representación partidaria a través de los bloques en que se divide cada una de las Cámaras. 
 Es la evidencia perfecta de lo que ocurre en el interior de cada partido y la relación con el resto. Re acomodamientos, deserciones, formación de otros bloques, algunos de ellos hasta llegando a ser interpersonales. Decisiones que incluso van más allá de los votos a través de los cuales la ciudadanía los ubicó en esas bancas. Algunos pueden ser calificados de traidores o de emparentados con el oficialismo de turno cuando se inclinan por intereses ajenos a los originales y que se desvinculan de la matriz del partido de pertenencia. Oficialistas que cuestionan la política gubernamental también son objeto de críticas cuando se pone en juego el voto de cada uno de los parlamentarios que, en situaciones críticas, pelean, codo a codo, el número final para el quórum y para la conversión posterior en ley del proyecto presentado.
 Es el movimiento institucional que depura a los partidos políticos y obliga a sanearlos constantemente en su búsqueda de identidad propia e identificación con el electorado cautivo y por conquistar.
 La democracia como sistema con su forma de gobierno republicana, tiene en los partidos políticos un fiel exponente de  metas a conseguir que han planteado como hitos en el transcurso de las campañas electorales acompañados de su pretensión de cumplimiento en la exigencia del electorado.
 La votación de los legisladores del proyecto de ley de presupuesto para ser ejecutado el próximo año puso de manifiesto, una vez más, el entramado de un tejido entrelazado de cuestiones conceptuales atadas a un proyecto que plantea un fuerte ajuste exigido por el Fondo Monetario Internacional que para el desembolso adelantado de un acuerdo anterior pero sin el cual sería imposible cumplir con vencimiento de intereses y capital, buscando y logrando un déficit primario cero, el endeudamiento cuestionado desde su ejecución por el Poder Ejecutivo sin considerar la intervención del Congreso Nacional y la elaboración de presupuestos alternativos al oficialista que difieren diametralmente del original y hasta se escribe de nuevo con una impronta económica reñida con la establecida desde el eje gubernamental, planteó un nuevo escenario.
 El re acomodamiento interno ha ubicado al peronismo en una situación que demuestra un nuevo alineamiento ya mostrado por Urtubey, Massa, Pichetto, Schiaretti, en varias reuniones en las cuales se los vio pública y ostensiblemente juntos, reflejado en los votos que sumaron 138 votos afirmativos, 103 negativos y 8 abstenciones para dar media sanción al proyecto del presupuesto 2019, su distanciamiento del Frente para la Victoria y la invitación a otra polarización de las elecciones para el próximo año con un peronismo dividido y con la alternativa de una tercera fuerza proveniente del justicialismo que, según actuales encuestas no llegarían a evitar un panorama electoral semejante al de 2015 en que las elecciones presidenciales requirieron de una segunda vuelta para su definición.
 El bloque Argentina Federal quedó dividido al compás de una votación que sigue los pasos de sus máximos referentes partidarios. 
 El Frente Renovador, dividido recientemente, mostró sus claras diferencias en la votación.
 Los partidos provinciales, en su mayoría, corrieron la suerte asignada por los gobernadores de sus distritos que participaron, en su mayoría, de sendas reuniones con el presidente y ministros de Macri para unirse o disentir de un Consenso Fiscal.
 Para convertirse en ley resta la segunda media sanción de la Cámara de Senadores que, como es su principal característica, por estar fuertemente vinculada con los designios provinciales en su legítima representación, son más permeables a decisiones adoptadas en las más altas esferas de sus provincias.
 No cabe duda que el registro que se toma cuál una foto impresa grabará el comienzo del nuevo alineamiento partidario de las próximas elecciones.
 El Congreso empezó a marcar la cancha.
 El Congreso es el que re alinea voluntades partidarias.

Por María Belén Aramburu

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook