Editorial HI
05/10/2018

#EditorialHi: "Internas puertas adentro del Frente", por María Belén Aramburu.

#EditorialHi:
&

ldquo;Nunca es bueno que se pida la detención o se detenga preventivamente a un ex presidente” había afirmado el Ministro de Justicia, Germán Garavano, para agregar que “no hay elementos para pensar que (Cristina) pueda fugarse o entorpecer la causa”.


La diputada Elisa Carrió salió al cruce del Ministro inmediatamente para contestarle que “sus dichos son una vergüenza para la República”. Una carta abierta de la legisladora, publicada en las redes sociales, profundizó aún más el conflicto cuando aseguró que sus afirmaciones no tenían nada que ver con el “enojo ni calentura”, asegurando que “la República está sumamente herida por un sector del gobierno que por conveniencia política no desea verdad, justicia y condena”. Pidió el juicio político para el Ministro y ratificó esta presentación en el Congreso aseverando que no dará marcha atrás con su postura.

El fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que absolvió al ex presidente Carlos Menem, en esta instancia, de una condena de siete años de cárcel por la venta de armas a Croacia y Ecuador, la enfureció aún más haciendo referencia a la “visceral impunidad que hiere gravemente a la República”. Dijo haber entendido entonces su proscripción de la Comisión Bicameral de Seguimiento del Ministerio Público de la Nación y los dichos de Garavano.

No alcanzaron el llamado del presidente Macri a Lilita Carrió ni las aclaraciones de Garavano sobre sus consideraciones que remarcó como genéricas y en abstracto, sin referirse a nadie en particular porque, aclaró, ha sido juez y fiscal y tiene incorporada la práctica de no hablar sobre casos concretos, ni la intermediación de funcionarios gubernamentales, ni la disposición hecha pública de Garavano de dejar su cargo si fuese necesario, situación no aceptada por el primer mandatario quien lo mandó a reforzar su gestión en su función.

Nada alcanzó ni alcanza por el momento para terminar con una disputa que marca un frente abierto en el seno de Cambiemos en un momento delicado para el país signado por la inflación, recesión, deuda y un proyecto de ley de Presupuesto para ser ejecutado el próximo año que no votará el peronismo tal cual está presentado y al cual se le dará debate introduciendo tantas modificaciones que se terminará discutiendo un proyecto opuesto al presentado por el oficialismo que no estará ni cerca del ajuste pretendido y exigido por el Fondo Monetario Internacional.

Lilita Carrió se ha presentado como una aliada del Frente que llevó al poder a Cambiemos y a Macri, pero también como una cuestionadora de asuntos públicos gubernamentales y hasta jugando el rol de opositora dentro del mismo Frente. 

Su cuestionamiento a Angelici ha sido uno de los más fuertes al gobierno. 

Y más allá de la postura oficial sostenida por el frente que integra, ha pronunciado un discurso con una voz propia que muchas veces ha sido disidente.

El presidente Macri la escucha, la consulta. Cuando no puede convencerla sobre su postura envía emisarios. Cuando no alcanza, sigue insistiendo él mismo. En esta ocasión difícilmente se la pueda convencer de lo que considera una vulneración a la propia República. Léase también independencia de poderes del Estado.

Muchos a esta altura hacen consideraciones en relación con los votos del próximo año teñido por elecciones presidenciales cuando la crisis llegó a todos los partidos y sus pre candidaturas aún no están definidas y sobre la manera de captar a electores que crecieron en la franja de independientes.
Más allá de cualquier opinión que se tenga sobre los dichos de uno u otro, debe haber respeto por la independencia de los poderes cuyas acciones hasta pueden ser puestas bajo la lupa de los otros tal cual marca la Constitución.
 
Por María Belén Aramburu
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter
Seguinos en Facebook