Sociedad
27/04/2018

#EditorialHi: "El dólar en alza pero controlado", por María Belén Aramburu

#EditorialHi:
Autor: Haceinstantes
H
e venido sosteniendo que el dólar estará al precio que el gobierno quiere que esté.¿Por qué?Por lo que se conoce en el lenguaje de la economía como flotación sucia, o sea un tipo de cambio flexible, un régimen cambiario en el que el gobierno o el banco central puede intervenir para que el valor de la divisa se establezca en una dirección o en otra. Es por eso que en varias ocasiones el Banco Central intervino para que quedase en el valor que se le ha querido asignar en base a pautas concretas de política económica. Es por eso que pese a la autarquía que tiene esta institución, el gobierno decidió hace unos meses tomar el rumbo de decisiones que pretenden no escapen del aquél fijado.El miércoles intervino con antelación, así no seguía disparándose el valor del dólar. Vendió casi US$1.500 millones. Las reservas alcanzaron ese día a ubicarse en US$59.000 millones aproximadamente. Para el gobierno este nivel genera la tranquilidad suficiente para saber que puede intervenir cuando quiere y lo necesita.¿Por qué el miércoles realizó esta operatoria de venta?Se anticipó al desarme de posiciones en Lebac de los inversores extranjeros que se pasaron con los pesos a dólares para evitar una nueva norma que ese día comenzaba a regir tendiente a gravar la renta financiera.El jueves dejó que subiese, para después salir a vender un poco más de 853 millones de dólares para cerrar en más de $20.El Banco Central también hizo su juego con las Lebac el jueves colocando sus letras en el mercado secundario. Las Lebac fueron el instrumento predilecto del Banco Central para evitar la fuga de pesos hacia dólares, imprimiéndoles una alta rentabilidad, con tasas de interés muy tentadoras para los que pueden tener influencia en el mercado de dinero con grandes movimientos de capitales. A los ahorristas pequeños no los considero en estas ecuaciones porque no mueven las tendencias a la hora de la oferta y demanda. Cuando el Banco Central, mejor dicho, cuando el gobierno, a través del Banco Central, quiso que el tipo de cambio tuviese su inclinación hacia los dólares, bajó el rendimiento de las Lebac. Ubicándose en un 26,30%, el miércoles llegaron a 27,30% para llegar a 28% a junio.La aspiración de pesos para atraerlas nuevamente a las Lebac con mejor tasa de rendimiento no alcanzó. Por eso las ofertas de letras se extendieron a plazos más largos para llegar hasta el mes de septiembre.Sostengo como lo he hecho en otras oportunidades, que la tan mentada utilización de las Lebac como instrumento de contención del aumento del dólar y la inflación ha sido también funcional a desviar inversiones por fuera del sector productivo, atraídas por las altas tasas de interés.Ante la modificación de la estrategia cambiaria los bancos extranjeros estuvieron dispuestos a comprar los dólares vendidos por el Banco Central a un precio que para ellos es más que aceptable. Y, como siempre pasa en estos casos, también aparecieron los especuladores, con ganancias calculadas entre 1 y 2%.En cuatro días el Banco Central vendió casi US$3.000 millones.¿Van a seguir subiendo las tasas de referencia? Es probable. ¿De qué depende? De la inflación. Todo esto se vincula con la inflación. El aumento de precios acecha hoy al gobierno. Una es la inflación real, la que se refleja en el aumento de precios que se aleja de la estimación oficial del 15% anual. Y la otra es la de la expectativa, la del comportamiento de todos los sectores de la economía en base a lo que pueda pasar. Recuerdo cuando se levantó el cepo cambiario y la devaluación subsiguiente que derivó en un aumento de precios que por un lado iba de la mano con el comportamiento de las variables económicas y por el otro con el siempre “por las dudas aumento” y la remarcación de precios que parece no tener fin y nunca da marcha atrás si se recompone el sistema. Y como el aumento del dólar arrastra consigo el aumento de los precios, la atención se centra en la evolución del IPC y de la inflación núcleo.Ni el escenario interno ni el externo ayudan. En los mercados emergentes regionales las monedas se están depreciando frente al dólar. El real brasileño, para citar un ejemplo, se deprecio un 6%.El dólar es cada vez más fuerte. El rendimiento de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años pasó a ser de un 3%. La atractiva tasa de interés succiona capitales que muchas veces salen de los mercados emergentes. Para nosotros implica una suba del rendimiento de los bonos de la deuda. Tendremos que pagar más entonces, por emisiones de la deuda. En el mundo, hoy por hoy, crece la presión sobre el tipo de cambio. La Argentina fue uno de los únicos países que no ajustó el tipo de cambio. Y se volvió a mencionar el retraso cambiario, argumento de varios sectores que aspiran a una devaluación.En el contexto interno el gobierno cree firmemente, más allá de pronósticos ajenos que ubican a la inflación por encima del 20% anual, y a propios cuando hacen declaraciones por la actualización de los salarios en el marco de las paritarias, ofreciendo fijar un porcentaje en el primer semestre sujeto a revisión a mitad de año, que la inflación va a bajar a partir de mayo. Sin ajustes tarifarios que han tenido una gran incidencia en el índice inflacionario, las expectativas del gobierno se centran en la baja de precios. Y más aún, que esto coincida con trabar en el Congreso el tratamiento parlamentario sobre los aumentos de las tarifas de los servicios públicos.Falta poco para que baje la inflación, se animan a decir por lo bajo algunos. Por María Belén Aramburu
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Facebook
Últimas noticias
El director del Banco Nación remarcó: "La impresión que uno tiene es que hay un manejo fraudulento de la empresa"
La actriz y el músico fueron vistos en un recital Afro en Palermo