6 de marzo de 2021 | Contacto
Resultados de búsqueda
Aún cuando 57 senadores declararon culpable al ex presidente de los EEUU, no lograron los dos tercios necesarios para condenarlo.
La Cámara de Representantes acusó al ex presidente de “incitar a la insurrección” en el asalto al Capitolio que dejó 5 muertos.
El mandatario pronunció su último discurso horas antes de la asunción de su sucesor, Joe Biden.
La iniciativa recibió 232 votos a favor y 197 en contra. Los demócratas acusan al mandatario de haber “incitado a la insurrección” en el Capitolio, que dejó cinco muertos la semana pasada.
Lo acusaron de “incitar una insurrección” y aseguraron que “seguirá siendo una amenaza” si no se lo destituye de su cargo.
Es "debido al riesgo de nuevas incitaciones a la violencia", según explicaron desde la red social.
Lo adelantó este viernes tras los incidentes en el Capitolio y un alto clima de tensión en el país.
El mandatario criticó el sistema electoral, prometió una transición ordenada y rechazó la violencia de aquellos que irrumpieron en el Congreso.
La decisión fue tomada por Mark Zuckerberg quien dijo que sus publicaciones buscaban provocar más violencia.
El republicano dijo que su presidencia fue el “más grandioso primer mandato de la historia” de Estados Unidos.
El mandatario republicano exigió que haya “ley y orden” entre los manifestantes que irrumpieron en el Capitolio. Volvió a atacar al Partido Demócrata por los resultados de los comicios.
El mandatario volvió a manifestar sus dudas sobre los resultados electorales.
El presidente estadounidense aseguró que los resultados de las elecciones presidenciales llegaran la semana que viene y cree que podrían volverse a su favor.
El periodista, politólogo y analista internacional, habló en Delta 90.3 sobre las elecciones en Estados Unidos.
El ministro de Relaciones Exteriores, que se encuentra en Bolivia, se refirió a las elecciones en Estados Unidos.
La ambientalista sueca le citó un mensaje al presidente con la misma ironía que el mandatario había usado meses atrás.
"Si se cuentan los votos legales, yo gano fácilmente", lanzó.
El presidente había hecho un pedido similar en Georgia que también fue rechazado.