20 de septiembre de 2020 | Contacto
Resultados de búsqueda
La embarcación está anclada en Yokohama desde el 3 de febrero.
El barco cuenta con unos 3.700 pasajeros y tripulantes, de los cuales 273 se sometieron a las pruebas de detección.
Las autoridades decidieron que los turistas se queden ahí por dos semanas.
A bordo de la embarcación hay unas 3.500 personas.
Un hombre de 80 años que se bajó el sábado dio positivo en el análisis y otras siete personas a bordo presentan síntomas.
Se trata de Eduardo Ferraresi y su mujer Diana, quienes retornaron al país tras disfrutar de unas vacaciones a bordo de un crucero.